Escrito por Adriana Castro, miembro del Consejo Editorial de Conexión Ambiental

El 2 de febrero de este año, el Tribunal Administrativo de París condenó al Estado francés por incumplir sus compromisos ambientales en torno a la crisis del cambio climático, y la reducción de la emisión de gases de efecto invernadero.

Hace dos años cuatro ONGs (Greenpeace, Oxfam, la Fundación Nicolas Hulot y Notre affaire à tous) presentaron una demanda contra el Estado francés, y, si bien consideran una victoria histórica el reconocimiento de este Tribunal, aún esperan que se ordenen acciones adicionales concretas. Así, consideran que, si es que la Ley de Clima del gobierno de turno es insuficiente, es necesario que la justicia francesa dicte medidas adicionales para lograr los objetivos pertinentes. Cabe señalar que estas ONGs lograron conseguir más de dos millones de firmas en solo un mes, lo que convirtió a este caso en un símbolo por la lucha ambiental a través de una organización y respuesta digital efectiva [1].

Ahora bien, como se señalaba anteriormente, la sentencia reconoce y condena al Estado francés como responsable por no “respetar la trayectoria climática entre 2015 y 2018 que él mismo prometió” [2]. Por lo que, finalmente, la sentencia considera culpable al Estado francés por “daño ecológico” al no haber implementado políticas públicas efectivas para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Sin embargo, pese a la relevancia simbólica de este acto, el Tribunal solo dictaminó una indemnización de un euro a cada una de las ONGs que lideraron la demanda, y brindaron un plazo de 2 meses a las autoridades para que justifiquen o corrijan su accionar ( o la falta de él). Solo después de este plazo el Tribunal podrá exigir medidas concretas, lo cual, finalmente, parece ser el momento esperado por las ONGs que presentaron la demanda inicialmente [3].

Finalmente, cabe resaltar que esta sentencia ha encendido las alarmas en distintos países europeos que afrontan procesos similares. Por ejemplo, España afronta una demanda- por causales similares- que ha sido admitida a trámite por la Sala Tercera del Tribunal Supremo. Es decir, esta “ola de litigios ambientales” busca poner en jaque la ineficiencia de los Gobiernos y su falta de voluntad política [4].

Referencias

[1] La Voz de Galicia ( 2021, 03 de febrero). La sentencia del «caso del siglo» en Francia: «el estado es responsable de la crisis climática».

https://www.lavozdegalicia.es/noticia/sociedad/2021/02/03/sentencia-siglo-francia-estado-responsable-crisis-climatica/00031612365135665826878.htm

[2] Público (2021, 03 de febrero).La justicia condena al Estado francés por su inacción en la lucha contra el cambio climático.

https://www.publico.es/sociedad/justicia-condena-frances-inaccion-lucha-cambio-climatico.html 

[3] Público (2021, 03 de febrero). Op.cit.

[4] La Voz de Galicia ( 2021, 03 de febrero). Op.cit.