Escrito por Winfried Munive, Gabriel Flores y Claudia Daga, miembros del Consejo Editorial de Conexión Ambiental.

1. Introducción

En algunos días se habrá cumplido 1 año desde el desafortunado evento de derrame de petróleo sucedido en las costas de nuestro país. El 15 de enero de 2022 a horas de la noche, la refinería La Pampilla S.A.A. reportó un derrame de 0.16 barriles de hidrocarburo. Tras la realización de la supervisión en la zona, se calculó que fue un aproximado de 6 mil barriles. Desde entonces, el OEFA ha realizado supervisión ambiental durante meses, así como ha mantenido reuniones con asociaciones, entre pescadores y comerciantes. Entre las primeras declaraciones de la empresa, se aseguró que el derrame fue a causa de un oleaje anómalo provocado por la erupción del volcán Tonga. [1]

Al tener conocimiento de este evento, el OEFA dictó medidas administrativas como la paralización de las actividades de carga y descarga en el terminal de la Refinería, así como la contención y recuperación de hidrocarburo. Se dispuso la realización de actividades de supervisión ambiental en las playas cercanas al derrame de petróleo. El 22 de enero, el gobierno declara en Estado de Emergencia Ambiental por 90 días la zona marina costera afectada por el derrame.

2. El impacto del derrame tanto medioambiental como social

El derrame de petróleo ha generado impactos ambientales, económicos y sociales tanto en la población como en la flora y la fauna silvestre. Un sector afectado es el cercano al litoral debido a que depende de los ingresos obtenidos por la pesca artesanal y el turismo, actividad paralizada debido al bloqueo y declaración de emergencia.[2] A pesar de las dificultades de estimar la cantidad de afectados, se calcula que son alrededor de 2,500 pescadores artesanales y sus familias. La disponibilidad de no continuar con sus actividades pone en riesgo su seguridad alimentaria.[3]

Un factor preocupante es el relativo a la salud. Ante este incidente, se recomienda mantenerse alejado de las zonas comprometidas puesto que la constitución química de los hidrocarburos al ingresar a nuestro cuerpo puede causar síntomas como dolor de cabeza, irritación de ojos y piel, vómitos, entre otros. [4] En base a ello, trabajar en la actividad de limpieza de petróleo crudo requiere el uso de equipos de protección personal como respiradores, lentes, mamelucos, guantes resistentes, botas de PVC y bloqueador.[5]

Por otro lado, el efecto del petróleo daña los ecosistemas marinos generando muerte de los animales por asfixia o envenenamiento, disminuye su resistencia, aumenta infecciones y trae efectos negativos sobre su reproducción. No solo sobre los animales, sino también impacta en las fuentes alimenticias de las especies y se incorporan elementos carcinógenos en la cadena alimentaria.[6]  Entre las aves marinas afectadas se encuentra el Guanay, el cormorán neotropical, la Chuita, el Pingüino de Humboldt, el zarcillo, entre otros. [7]

3. La respuesta ante el derrame de petróleo

El derrame de petróleo de la refinería La Pampilla, a cargo de la empresa REPSOL, fue uno de los más grandes desastres medioambientales de 2022 en nuestro territorio. Como fue establecido previamente, su impacto medioambiental, social, económico, entre otros, aún prevalece como incalculable, considerando que se derramó acerca de 11.900 barriles de petróleo (y no 6.000 barriles, como comunicó REPSOL en una primera instancia), “dañando terriblemente los ecosistemas marino-costeros” [8], además de dañar la salud, economía y modo de vida de las comunidades cercanas a los hechos. En suma cuenta, el derrame ha causado significativos daños de todo tipo, y repasamos en esta sección la respuesta que se dio frente a este importante hecho, que ya fue denominado como uno de los peores ecocidios acontecidos en territorio peruano (si bien no es un término jurídico penal completamente desarrollado, tanto desde el ámbito nacional como internacional, refleja perfectamente los terribles daños que generan este tipo de sucesos para el planeta). 

Las primeras medidas tomadas desde las entidades administrativas correspondientes, tanto OEFA como Osinergmin, se dictaron a partir del 18 de enero del mismo año, entre las cuales se dictaron obligaciones para REPSOL tales como la identificación de las zonas afectadas, realizar las acciones de limpieza de las áreas afectadas, contener y recuperar el hidrocarburo derramado, así como realizar actividades de “segregación, almacenamiento, transporte y disposición final de los residuos sólidos y líquidos peligrosos y no peligroso” que sean producto de las acciones de limpieza [9].

Por su parte, como identifica la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental, Osinergmin dispuso mandatos de suspensión de las operaciones del Terminal Multiboyas N° 2 de la refinería La Pampilla, con el objeto de determinar las causas del derrame. Luego de estas disposiciones, como prosigue la Sociedad, OEFA inició el 27 de enero el procedimiento administrativo sancionador sobre el incumplimiento de las medidas de identificación de las zonas afectadas: obligación que REPSOL no cumplió a cabalidad una vez producido el derrame.

Respecto a las causas del derrame, César Colunge, director general de Capitanías y Guardacostas (Dicapi), la entidad encargada en desarrollar labores de evaluación, gestión, prevención y reducción de la contaminación del mar y otras fuentes de agua e instalaciones acuáticas), compartió a la Comisión de Pueblos Andinos del Congreso de la República que, de acuerdo a las diligencias que realizó la entidad, el origen del derrame de crudo refiere a “un esfuerzo anormal producido probablemente por una fuerza generada fisicamente por el buque-tanque Mare Doricum, sumado a las condiciones de mantenimiento o fatiga del material del terminal” [10].

El 30 de enero, OEFA dispuso medidas concretas de paralización de actividades, ante los posibles riesgos de nuevos derrames, con el objeto de que la empresa pueda adecuar las condiciones de limpieza, y que posteriormente puedan reanudar sus operaciones “sin generar impactos negativos en el medio ambiente” [11].

En respuesta a la crisis, el gobierno de turno, a cargo del ministro de ambiente, Rubén Ramirez, dispuso la paralización de operaciones de carga y descarga de hidrocarburos, pasados 15 días del derrame en el litoral de Ventanilla. Es así como la Presidencia del Consejo de Ministros crea el “comité de crisis”, grupo de trabajo formulado como respuesta multisectorial al derrame.

La Defensoría del Pueblo, en un esfuerzo importante para recabar lo acontecido con el derrame, así como sus recomendaciones de acciones para evitar que estos problemas sucedan a futuro, elaboró el informe “Derrame de petróleo en la refinería La Pampilla: Recomendaciones frente a un desastre ambiental que pudo evitarse”. A través de este informe, la Defensoría detalla las principales acciones del Estado frente al desastre ambiental ocurrido en la refinería, delimitando las acciones tanto de la Dicapi (quien aprueba y fiscaliza los planes de contingencia para casos de derrame de hidrocarburos), de OEFA y Osinergmin respecto a las acciones de supervisión in situ que realizaron tras el primer derrame de petróleo del Terminal Multiboyas N° 2, así como del MINAM y Serfor, quienes se enfocaron en medidas administrativas dedicadas a la protección de especies en peligro de extinción. Adjuntamos un link directo para quienes se encuentren interesados o interesadas en revisar, de manera más concreta, los puntos recogidos por la Defensoría respecto a las acciones gubernamentales específicas que se pueden recoger hasta abril de 2022.

A la par de la respuesta gubernamental, distintas organizaciones civiles, así como ONGs, realizaron diferentes actividades de apoyo ante este desastre ecológico. Algunas organizaciones activistas y rescatistas de especies, tales como Unidos por los Animales (UPA), constataron las afectaciones del derrame contra las especies de la zona, tales como aves marinas, piqueros, guanayes, cormoranes, pelícanos, etc. Idehpucp, en conversación con UPA, recogió que entre las especies muertas afectadas, se incluye a la nutria marina, animal que se encuentra en peligro de extinción [12].

Por su parte, la ONG Oceana realizó investigaciones privadas en las que estimaba que la limpieza superficial realizada por Repsol era insuficiente, considerando que el petróleo indubitablemente se encontraba en el fondo marino: situación que la empresa no consideró dentro de sus planes de limpieza. Es por ello que la organización consideraba que las consecuencias del derrame aún no pueden ser completamente visibilizadas, pues lo más probable es que el tiempo estimado de recuperación de la zona afectada es entre seis a diez años [13].

4. Panorama actual 

Resulta preocupante la calma de Repsol en la reparación de los daños. A nueve meses del evento, se registraban 97 sitios impactados y solo 13 de ellos no estarían afectados, entendiéndose que los demás aún estarían en evaluación de campo o ya presentan daños verificados sin remediación [14].

Repsol, además de ser cuestionada por brindar información inexacta respecto a la cantidad de crudo derramado, también ha recibido críticas por no realizar de manera adecuada las labores de contención y limpieza del petróleo vertido. Omisiones que han originado que el OEFA le imponga multas que ascienden a 4,843.009 UIT al determinarse su responsabilidad administrativa [15].

Es así que, a la fecha, el OEFA le ha impuesto seis multas en el marco de los siete procedimientos administrativos sancionadores, de los cuales tres se encuentran impugnados ante el Tribunal de Fiscalización Ambiental y, los restantes se encuentran en plazo legal para presentar recurso de impugnación, los cuales vencen este mes de enero de 2023.

Mientras tanto existen zonas costeras que aún continúan contaminadas, entre ellas 25 playas [16] lo cual ha restringido severamente las actividades económicas de la zona. Según el Ministerio de la Producción, 2500 personas dedicadas a la pesca han sido afectadas directamente por el derrame de petróleo, muchas de ellas todavía no pueden regresar a sus labores en el mar y tampoco reciben atención por parte de la empresa Repsol [17]. Asimismo, las actividades turísticas que tenían como principal atractivo a las playas siguen suspendidas pues no se encuentran aptas para los bañistas, esto acarrea pérdidas que bordearían los S/. 200 millones de soles [18].

En paralelo, ante las demandas de los pescadores de los distritos afectados, el pasado mes de diciembre Repsol comunicó que arribó a un acuerdo de compensación con más de 6.000 personas afectadas por el derrame de petróleo. Esta cantidad de damnificados representa un 60% del Padrón Único de Afectados, por lo que cerca de 4.300 personas aún esperan llegar a un acuerdo de indemnización [19].

Por otro lado, el SERFOR impuso a Repsol una multa ascendente a 1,571.39 UIT al declarar su responsabilidad administrativa ante la muerte de 1852 animales silvestres y poner en riesgo a otros 198, debido al derrame de petróleo ocurrido en el mar de Ventanilla [20]. 

A Repsol aún le queda pendiente revertir el daño causado al patrimonio de fauna silvestre, brindar atención y manutención a la fauna silvestre afectada con el derrame de hidrocarburo, la cual aún no podrá ser liberada; y realizar el monitoreo biológico del estado poblacional de especies de fauna silvestre marina (aves, mamíferos y reptiles) que habitan en las áreas afectadas, para ello debe presentar ante SERFOR un plan de monitoreo, sin perjuicio del Plan de Rehabilitación que deberá presentar ante el MINEM para los últimos 69 sitios identificados como afectados por el OEFA [21].

5. Conclusiones 

Sin duda alguna, el derrame de ventanilla ha sido una de las emergencias ambientales que mayor impacto ha ocasionado al litoral del Perú. Las implicancias ambientales, sociales y económicas siguen resonando, a pesar de ya cumplirse un año del suceso, lo que ha llevado a denominarlo como el peor ecocidio que ha acontecido en la costa peruana.

Las instituciones públicas llamadas a la acción como OEFA, OSINERGMIN, SERFOR y los gobiernos locales y regionales evidencian un trabajo alturado que se esfuerza por ser articulado y que puede mejorarse para prevenir que se produzcan a futuro derrames que alcancen estas magnitudes.

Esto debe ir de la mano con la cooperación de la empresa obligada a actuar con diligencia y reparar el daño que su actividad riesgosa puede producir al ambiente y así superar mediante mecanismos de prevención, conducción y coordinación, una contingencia ambiental, dando una rápida y articulada respuesta para evitar daños ambientales que afecten la vida y salud de las personas y el hábitat de la flora y fauna silvestre de nuestro país.

Bibliografía:

[1] A un mes del derrame del petróleo. SPDA. https://biblioteca.spda.org.pe/biblioteca/catalogo/_data/20220316141720_un-mes-derrame-petroleo-articulos_SPDA.pdf

[2] Pulido et al. Efectos del derrame de petróleo en la Refinería la Pampilla en las costas del litoral marino, Lima (Perú) http://www.scielo.org.pe/scielo.php?pid=S2313-29572022000100005&script=sci_arttext

[3] Higuchi, Angie. El derrame de petróleo y la pesca artesanal: se pone en riesgo la seguridad alimentaria. https://ciup.up.edu.pe/analisis/el-derrame-de-petroleo-y-la-pesca-artesanal-se-pone-en-riesgo-seguridad-alimentaria/

[4] Entrevista al Dr. Segundo Millones. Universidad de Ciencias y Humanidades. https://www.uch.edu.pe/uch-noticias/p/derrame-de-petroleo-en-ventanilla-como-afecta-la-salud-y-la-economía

[5] Recomendaciones para proteger la seguridad y salud de los trabajadores y voluntarios que realizan la limpieza y recolección del petróleo crudo https://cdlima.org.pe/wp-content/uploads/2022/01/CISAEHSI-Recomendaciones-derrame-de-petroleo-240122350.pdf

[6] Celis Hidalgo, José (2009). Efectos de los derrames de petróleo sobre los hábitats marinos. https://ambientalguasave.files.wordpress.com/2010/10/efectos-de-los-derrames-de-petroleo-sobre-los-habitats-marinos.pdf

[7] UICN, CooperAccion, Minam. https://www.france24.com/es/medio-ambiente/20220202-peru-derrame-petroleo-repsol-especies-animales

[8] Universidad de Ciencias y Humanidades (2022). Derrame de petróleo en Ventanilla: ¿cómo afecta a la salud y la economía?

https://www.uch.edu.pe/uch-noticias/p/derrame-de-petroleo-en-ventanilla-como-afecta-la-salud-y-la-economia#:~:text=El%20derrame%20de%20cerca%20de,de%20pescadores%20y%20empresas%20tur%C3%ADsticas.

[9] SPDA Actualidad Ambiental (2022). Derrame de petróleo en la costa peruana: puntos claves para entender el desastre ambiental. https://www.actualidadambiental.pe/derrame-de-petroleo-en-ventanilla-puntos-claves-para-entender-el-desastre-ambiental/

[10] Gestión (2022). Dicapi: derrame de petróleo en mar de Ventanilla no fue ocasionado por un fenómeno natural. 

https://gestion.pe/peru/dicapi-derrame-de-petroleo-en-mar-de-ventanilla-no-fue-ocasionado-por-un-fenomeno-natural-derrame-de-petroleo-noticia/

[11] OEFA (2022). Medida de paralización de actividades de Refinería La Pampilla se realiza ante riesgo de nuevos derrames que pudieran presentarse. Nota de Prensa – Gob.pe. https://www.gob.pe/institucion/oefa/noticias/580722-medida-de-paralizacion-de-actividades-de-refineria-la-pampilla-se-realiza-ante-riesgo-de-nuevos-derrames-que-pudieran-presentarse

[12] Alba Ñaupas; Serra, Mariafe (2022). ¿Cuentas claras?: A tres meses del ecocidio de Repsol. Memoria – Idehpucp. https://idehpucp.pucp.edu.pe/revista-memoria/reportaje/cuentas-claras-a-tres-meses-del-ecocidio-de-repsol-derrame-petroleo-playas-lima-peru/

[13] Iveth Guzmán (2022). Oceana sobre derrame de petróleo en Ventanilla: “No está a la vista, pero si te metes al mar encontrarás trozos de crudo”. El Comercio – Sucesos.

https://elcomercio.pe/lima/sucesos/repsol-oceana-sobre-derrame-de-petroleo-en-ventanilla-no-esta-a-la-vista-pero-si-te-metes-al-mar-encontraras-trozos-de-crudo-rmmn-noticia/

[14] Mongabay Latam (2022). Derrame de petróleo: más de 200 días después, 34 sitios y un área protegida siguen afectados en la costa central de Perú. https://es.mongabay.com/2022/09/ecosistemas-de-peru-siguen-afectados-por-derrame-de-petroleo-causado-por-repsol/  

[15] OEFA (2023). OEFA impone tres nuevas multas a Repsol por más de 22 millones de soles. https://www.gob.pe/institucion/oefa/noticias/685715-oefa-impone-tres-nuevas-multas-a-repsol-por-mas-de-22-millones-de-soles 

[16] OEFA (2022). Veinticinco playas aún se encuentran afectadas con hidrocarburos tras derrame de petróleo en el mar de Ventanilla. https://www.gob.pe/institucion/oefa/noticias/640625-veinticinco-playas-aun-se-encuentran-afectadas-con-hidrocarburos-tras-derrame-de-petroleo-en-el-mar-de-ventanilla  

[17] El Peruano (2022). Produce: Son 2500 los pescadores afectados por derrame que recibirán bono del estado. https://elperuano.pe/noticia/139430-produce-son-2500-los-pescadores-afectados-por-derrame-que-recibiran-bono-del-estado/#:~:text=14%2F02%2F2022%20El%20ministro,y%20el%20Ministerio%20de%20Econom%C3%ADa.

[18] El Comercio (2022). Mincetur estima que derrame de petróleo en Ventanilla genere pérdidas en turismo por S/ 200 millones. https://elcomercio.pe/economia/repsol-mincetur-estima-que-derrame-de-petroleo-en-ventanilla-genere-perdidas-en-turismo-por-s-200-millones-refineria-la-pampilla-nndc-noticia/  

[19] Gestión (2022). Repsol Perú informó que llegó a acuerdos de compensación con más de 6,000 afectados por el derrame de petróleo. https://gestion.pe/economia/empresas/repsol-peru-llego-a-acuerdos-de-compensacion-con-mas-de-6000-personas-afectadas-por-el-derrame-de-petroleo-noticia/#:~:text=Lima%2C%2020%2F12%2F2022,del%20padr%C3%B3n%20%C3%BAnico%20de%20afectados.  

[20] Actualidad Ambiental (2022). Multan a Repsol por S/ 7.2 millones debido a la muerte de 1852 animales silvestres tras derrame de petróleo. https://www.actualidadambiental.pe/repsol-multa-por-muerte-animales-silvestres/  

[21] OEFA (2022). OEFA ordena a Repsol presentar ante el Ministerio de Energía y Minas un Plan de Rehabilitación para 69 sitios identificados como afectados. https://www.gob.pe/institucion/oefa/noticias/657518-oefa-ordena-a-repsol-presentar-ante-el-ministerio-de-energia-y-minas-un-plan-de-rehabilitacion-para-69-sitios-identificados-como-afectados