El avance de la ciencia ha impacto en diversos sentidos en la vida de las personas. Uno de esos aspectos importantes para el ser humano es la alimentación. Al respecto, la tecnología en el sector agrario se involucra, por ejemplo, en la producción y elaboración de los alimentos, a través del control de las plagas, enfermedades, regulación del contenido nutricional, etc. No obstante, se debe tomar en cuenta que no toda intervención implica un impacto positivo; en ese sentido, se debe procurar que exista un equilibrio entre las actividades del ser humano y el ambiente.

Bajo ese marco, el impacto de los químicos en la agricultura, como fertilizantes o plaguicidas, se regula en la medida de que su impacto en el ambiente y en la salud humana puede llegar a ser nociva, pues se adhieren en elementos del medio ambiente. De esta manera, si bien estos contribuyen con un alto rendimiento económico en la producción o elaboración de alimentos, existe un impacto perjudicial en el ambiente “específicamente el suelo, que su fertilidad se limita la utilización de estos compuestos químicos, ocasionando impactos severos en el ecosistema que habita sobre él” (Ramírez, 2020, p.3). Así, el impacto en el ambiente se traduce en la alteración de la composición, no solamente del suelo, sino también en el desarrollo de la fauna o la flora.

Esta situación ha conllevado a que los países actuaran para repensar en estas técnicas que han sido muy beneficios y útiles desde un punto de vista económico, pero que tienen un efecto negativo en el medio ambiente. De este modo, en 1982, se creó la Red de Acción en Plaguicidas que se encarga de adoptar medidas internacionales para erradicar el uso de plaguicidas peligrosos para el medio ambiente y la salud. Esto conllevó a que dicha organización estableciera el Día del No Uso de Agroquímicos y la Promoción de la Agricultura Orgánica. En este día se busca fomentar la producción orgánica en el Perú para contribuir con la superación de la pobreza, seguridad alimenta y preservación biológica (MINAM, 2015).

Es así como actualmente en el Perú se encuentra presente la Ley de Promoción de la Producción Orgánica o ecológica, cuyos objetivos son el desarrollo e impulso de la producción orgánica como una de las alternativas de desarrollo económico y para superar la pobreza y preservar la seguridad alimentaria y conservación de ecosistemas.

Referencias:

MINAM. (1 de enero del 2015). Día del No Uso de Agroquímicos y la Promoción de la Agricultura Orgánica. https://www.minam.gob.pe/calendario-ambiental/dia-del-no-uso-de-agroquimicos-y-la-promocion-de-la-agricultura-organica-2/

Ramirez, J. (2020). Agroquímicos (Troya, Caporal) y su impacto ambiental en suelos de cultivo de arroz en el sector la Florida [Tesis de Maestría, Universidad Nacional de San Martín]. http://repositorio.unsm.edu.pe/bitstream/handle/11458/3865/MAEST.GEST.AMB.%20-%20Jos%C3%A9%20M%C3%A1ximo%20D%C3%ADaz%20Pinto.pdf?sequence=1&isAllowed=y#:~:text=Los%20agroqu%C3%ADmicos%20son%20muy%20perjudiciales,su%20fauna%20y%20flora%20asociada.