«Extinguirse no es nada bueno. ¿Y provocar tu propia extinción? En 70 millones de años, ¡es lo más ridículo que he escuchado!»[1].

Bajo el título “No elijan la extinción”, el Programa de las Naciones Unidas para el Medioambiente lanzó un video protagonizado por Frankie, un dinosaurio que pone de manifiesto la contradicción de subsidiar los mismos combustibles fósiles que nos están llevando al borde de nuestra extinción[2]. El dócil ejemplar de Tyrannosaurus rex, se presentó en la sala principal de la sede de la ONU en Nueva York, cuatro días antes del inicio de la Cumbre del Clima, COP 26, en Glasgow[3]. 

Como parte del mensaje, Frankie señaló:

«Al menos nosotros tuvimos un asteroide. ¿Cuál es su excusa? Van hacia un desastre climático y cada año los gobiernos gastan miles de millones en subsidios a los combustibles fósiles. Imaginen si nosotros hubiéramos gastado miles de millones cada año subsidiando meteoritos. Eso es lo que están haciendo ahora mismo» [1].

De esta manera, el dinosaurio insta a los líderes mundiales a abandonar las subvenciones a los combustibles fósiles y a “no elegir la extinción”. Al respecto, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, señala que cada dólar invertido a luchar contra el cambio climático tiene como contraparte cuatro que impulsan las subvenciones a los combustibles fósiles; esto, perjudica los avances para acabar con el cambio climático e impulsa la desigualdad en favor de quienes cuentan con más recursos[2].

Anualmente se gastan 423.000 millones de dólares en subvencionar los combustibles fósiles destinados a los consumidores, como el petróleo, electricidad, el gas y carbón; considerar, que el principal contribuyente a la energía climática es el sector energético, representando un 73% de las emisiones de gases de efecto invernadero causadas por el hombre[1]. La cifra monetaria mencionada, constituye una cantidad cuatro veces superior a la exigida para ayudar a los países pobres frente al cambio climático, además es una cifra que podría otorgar una vacuna contra la COVID-19 a cada persona en el mundo[1].

En ese contexto, durante una reunión de alto nivel dedicada a la adopción de medidas climáticas en favor de las personas, el planeta y la prosperidad, Abdulla Shahid, presidente de esta 76ª sesión de la Asamblea General de la ONU abogó por cambiar las subvenciones de los combustibles fósiles a las energías renovables y gravar la contaminación, no a las personas[4].

En suma, el video protagonizado por Frankie (traducido en 35 idiomas), además de exponer el absurdo de pagar por nuestra propia desaparición, permitiría una gran concientización sobre la problemática a la que va dirigida. Esto, debido al atractivo y peculiaridad del mensaje, como destacó la directora de comunicaciones del Programa durante la presentación de la campaña[2]. También, el sitio web promocional de esta campaña permite leer un libro sobre el cambio climático orientado a los hijos,así como descargar una herramienta llamada Saurus Rex, en donde se encontrarán conceptos difíciles explicados en lenguaje cotidiano.

Referencias:

[1] CNN Español. (2021, 27 de octubre). «Al menos nosotros tuvimos un asteroide. ¿Cuál es su excusa?»: un dinosaurio ‘irrumpe’ en la ONU para dar este mensaje a los líderes. Recuperado de: https://cnnespanol.cnn.com/2021/10/27/dinosaurio-combustibles-fosiles-orix/

[2] Naciones Unidas. (2021, 27 de octubre). Los combustibles fósiles nos abocan a la extinción, advierte un dinosaurio a los líderes de la ONU. Recuperado de: https://news.un.org/es/story/2021/10/1499032 

[3] Elcacho, J. (2021, 28 de octubre). Un ‘dinosaurio’ advierte ante la ONU que los humanos se están autodestruyendo. Recuperado de: https://www.lavanguardia.com/natural/20211028/7822232/video-ficcion-dinosaurio-advierte-onu-pnud-humanos-autodestruyendo-extincion.html 

[4] Naciones Unidas. (2021, 26 de octubre). El desarrollo basado en la quema de combustibles es una sentencia de muerte para el planeta. Recuperado de: https://news.un.org/es/story/2021/10/1499002