De acuerdo con un nuevo reporte comisionado por la organización internacional de Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (o IUCN por sus siglas en ingles), y varios grupos de trabajadores socios en África, se ha podido recabar evidencia cuantitativa sobre los cambios e impacto positivo de las prácticas propias de la agricultura regenerativa, y promete ser parte de la solución al gran problema de degradación de las tierras en el mundo.

De acuerdo con el reporte, la agricultura regenerativa sí puede formar parte de una gran oportunidad para las industrias, y para la sociedad, para restaurar la tierra degradada, por la amplia variedad de actividades regenerativas que benefician directamente a las familias agricultoras y ganaderas que utilizan practicas, como la agrosilvicultura y la gestión sustentable de la tierra como «métodos para aumentar el rendimiento» de la tierra.

¿Qué es la agricultura regenerativa?

De acuerdo con la IUCN, la agricultura regenerativa es un conjunto de practicas que incluyen un paradigma en el que prima la agricultura de la conservación, en el que se implementa técnicas agroforestales sustentables, como la diversificación de cultivos, la plantación de arboles «sombra», uso de cultivos de cobertura, labranza reducida, entre otras, para mejorar los rendimientos de los cultivos para los agricultores, sin requerir fertilizantes. Con estas practicas, se reducen los efectos negativos en el suelo que conllevan a la erosión, por lo que mejoran la retención de agua de los suelos, beneficiando a la biodiversidad que puede surgir de estas prácticas en la tierra.

De acuerdo con Cassandra Austen, coautora del reporte, estas técnicas agregarían un valor bruto a los agricultores en África de unos 70 mil millones de dólares anuales, por la amplia reducción de costos en las prácticas agrícolas de las familias que se dedican a estas actividades.

La agricultura regenerativa, a partir de los descubrimientos del informe, pueden ser incluidos dentro de las cadenas de producción alimentaria como una forma «inteligente» de disminuir los riesgos, las consecuencias negativas al clima, y potenciar la distribución de alimentos tanto para las grandes industrias de alimentos como a las familias agricultoras tanto en África, como en el mundo.

El modelo que presenta IUCN detalla un aumento en los rendimientos de trabajo de los agricultores en los territorios estudiados de alrededor de un 13% hacia 2040, con un prospecto de 40% en un futuro cercano si se utiliza en masa estas practicas sustentables. El impulso económico al que conllevaría la utilización de la agricultura regenerativa crearía, de acuerdo al reporte, 5 millones de nuevos empleos para 2040 en todo el rubro agrícola, desde las actividades productivas, procesamiento, como distribución final.

Es fundamental reconocer que este trabajo expone al mismo tiempo el potencial de la agricultura regenerativa frente a los efectos del cambio climático, pues de acuerdo con el reporte, las practicas sustentables agrícolas tienen altas tasas de secuestro de dióxido de carbono, y se posicionan como una solución practica y rentable para combatir el cambio climático.

Por los amplios y variados beneficios de la agricultura regenerativa en los territorios estudiados, la IUCN espera que se puedan considerar la aplicación de estas practicas en la industria alimentaria mundial, pues no solamente se estaría aportando a mejorar las cadenas de producción alimentaria a través de una disminución de costos, para mayores beneficios, sino también mejoraría la calidad de vida de las familias agricultoras, que también requieren ser puestas en el centro de interés de la industria. Pero sobre todo, con los comprobados beneficios a los que pueden conllevar estas actividades respecto a la protección de las tierras y regeneración del medio ambiente, como detalla Elizabeth Nsimadala, presidenta de Pan African Farmers Organization, «los gobiernos y empresas agrícolas requieren implementar medidas de inversión para apoyar las políticas que otorgan mayores beneficios a las pequeñas familias agricultoras, quienes pueden generar grandes cambios, y así poder obtener el mejor escenario posible como realidad para todos». Esperemos que el piloto a desarrollarse en los sectores africanos, como espera el reporte de la IUCN, se pueda replicar, incluyendo todos sus beneficios, a todo el mundo, y se puede cumplir con las promesas de obtener el cambio esperado para regenerar nuestras tierras.

Referencias:

[1] IUCN (2021). Regenerative agriculture works: New research and African businesses show how. Fecha de consulta: 27 de octubre de 2021.

https://www.iucn.org/news/nature-based-solutions/202110/regenerative-agriculture-works-new-research-and-african-businesses-show-how

[2] Africa Regenerative Agriculture Study Group from IUCN (2021). Regenerative Agriculture: an opportunity for businesses and society to restore degraded land in Africa. Fecha de consulta: 27 de octubre de 2021.

https://www.iucn.org/sites/dev/files/regnererative_agriculture_in_africa_report_2021.pdf