6th mayo 2024 lunes 6 mayo Lun, 06 May 2024 19:29:21 -0500
Conexión Ambiental - El Portal de Actualidad Ambiental del Equipo de Derecho Ambiental – EDERA
Search
Close this search box.

Articulo

Mi Maestro el Pulpo: la importancia de la conservación de las especies

El film “My Octopus Teacher” (o Mi Maestro el Pulpo), es un documental sobre ciencia y naturaleza que relata las experiencias de un retirado cineasta en Sudáfrica, Craig Foster, quien encuentra en un pulpo hembra, una de las especies más inteligentes del planeta, una “peculiar amistad” nunca antes vista, con quien compartimos a lo largo de la historia los misterios y constantes acechos propios del complejo mundo subacuático. Es una hermosa historia que nos recuerda la importancia de la conservación de las especies, quienes también tienen un lugar en este planeta, pues así como los seres humanos, las especies marinas tienen varias historias por contarnos.

Este documental, ganador del Oscar por Mejor Documental este año, se convirtió en el primer film sudafricano en ganar un premio de la Academia, y nos relata por una hora y media las motivaciones de Craig Foster en redescubrir un rumbo en su vida, quien ahora es un artista audiovisual dedicado a la conservación de la vida marina. Este documental, que ha recibido también ocho nominaciones para el premio Jackson Wild Media (los premios que reflejan la importancia de los medios audiovisuales para combatir los problemas que atraviesa nuestro planeta) y el premio a Mejor Película en el Festival EarthxFilm [1], es la recomendación quincenal de Conexión Ambiental para aproximar a nuestra audiencia a material audiovisual que nos permita adentrarnos en la conservación de nuestro planeta, recursos y especies que viven en ella.

Craig Foster, como nos relata en los pasajes que atraviesa hasta el momento que conoce al pulpo, fue un cineasta que dejó de encontrar motivación en el trabajo usual que realizaba, por lo que decide buscar un tiempo de retiro en Simon’s Town, una pequeña ciudad en la Provincia Occidental del Cabo en Sudáfrica. En esta pequeña travesía, decide bucear en una cuenca cercana a la casa en la que vivía con su familia, que se encontraba en una playa alejada de la ciudad. Como nos comenta, al inicio, no encontraba mayor fascinación sobre el mundo subacuático, pues las especies con las que se topaba no le transmitían mayores sentimientos, por lo “monótonas” que pueden resultar ser.

Sin embargo, y muy extrañamente, se encontró con un pulpo, que poco a poco siente la presencia de Craig en el mar, expresándolo de tal manera que todo inicia con el pulpo agarrando y cubriendo las manos de Craig, quien al observar este comportamiento inusual que nunca vio en su vida, decide visitar a su ahora amiga casi todos los días. A lo largo del documental, observamos el crecimiento de una amistad bastante inusual, en el que indubitablemente se ha creado una relación con un animal salvaje que, no todos los días, se puede entrever que tenga tantas emociones por exponer.

El documental nos muestra, con impactantes imágenes de la vida en el océano, cómo es más de cerca las relaciones entre las especies subacuática, y como finalmente los seres humanos no nos diferenciamos tanto en la creación de vínculos con otros. Craig, quien no se encontraba en un estado de ánimo saludable hasta su visita al mar, nos muestra las lecciones que pudo aprender de una situación que para muchos puede ser algo intrascendente: el poder comunicar sentimientos con un animal que, de muchas formas, pudo simplemente escapar de él en su primera visita, pero por la curiosidad de esta especie, quien reconoce que Craig no es una especie necesariamente temeraria para el resto del planeta, crea una conexión nunca antes vista.

La historia entre Craig y el pulpo, como el título de la película nos adelanta de alguna forma, se torna como un pasaje en el que el pulpo enseña a un humano perdido la capacidad de reconectar consigo mismo, y con sus familiares, reconociendo cómo sobrevive esta especie en un ambiente bastante hostil. No pretendo ‘spoilear‘ la película en este apartado, pues parte del encanto de este documental es revisar el gran trabajo puesto por la producción sudafricana que, en una primera instancia, incluye el material capturado por Craig en cada una de sus visitas, por lo que tenemos, de primera mano, una vista cercana al crecimiento de esta inusual amistad.

Con las vivencias que rescatamos del documental, Craig fundó “The Sea Change Project”, una organización sin fines de lucro creada en 2012 (la película fue grabada empezando 2010), con el fin de generar, mediante la creación de más contenido audiovisual, más preocupación por la conservación de la belleza e importancia ecológica de los bosques marinos en Sudáfrica, en colaboración con Netflix y otras ONGs.

Como recoge el diario sudafricano NewAfrican, para Foster y otros líderes ambientalistas en esta región, más importante que los premios y reconocimientos que ha recibido el documental, más importante son las metas a futuro que el film puede conseguir al generar más debates sobre la importancia de la conservación de las especies marinas. Craig, quien pudo reconectar con su familia y consigo mismo con los pasajes que vivió a lo largo del documental, permitió que las autoridades sudafricanas reconozcan el trabajo de producción del documental, por el cual el propio presidente sudafricano, Cyryl Ramaphosa, le comunicó que para el gobierno la conservación de los océanos es una “prioridad nacional”, y que el documental sirvió para dar cuenta de ello [2].

Para terminar este apartado, incluiré una ultima mención de Craig sobre esta década, y el impacto que ha tenido este film para muchas personas en el mundo, quienes mandaron cartas y mensajes a la producción indicando cuánto les ha inspirado en tomar un estilo de vida más responsable con el medio ambiente, sobre todo para los ecosistemas marinos. De acuerdo con Foster, en conversación con NewAfrican, cree que la década del 2020 es crucial para la determinación de metas más urgentes para la creación de acciones de conservación más significativas, y así proteger nuestro planeta. Según él, utilizará todos los medios a los que pueda recurrir para crear más conciencia de la importancia de los ecosistemas marinos, y la protección de las especies que albergan.

Mi Maestro el Pulpo se encuentra disponible en Netflix, tiene una duración de 1h con 25 min, y es un film imperdible para los lectores de Conexión Ambiental.

Referencias:

[1] Katy Scott (2020). “My Octopus Teacher”, la increíble historia de un hombre que formó un vínculo poco probable con un pulpo. CNN. Fecha de consulta: 30 de noviembre de 2021
https://cnnespanol.cnn.com/2020/09/21/my-octopus-teacher-la-increible-historia-de-un-hombre-que-formo-un-vinculo-poco-probable-con-un-pulpo/

[2] Jack Dutton (2021). My Octopus Teacher makes film history. New African. Fecha de consulta: 30 de noviembre de 2021.

https://newafricanmagazine.com/26202/

Escrito por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sigue leyendo

Comisión de CONEXIÓN AMBIENTAL

Directora: Brisa Goycochea Escobal

Consejo Directivo: Liana Muñoz | Ivan Arias Risco | Rosali Zamalloa  | Flavia Rayme | Michelle Sánchez | Victoria Salinas

Publica con nosotros

Si deseas escribir en Conexión Ambiental, envía un correo a conexion.edera@gmail.com