Pese a su carácter emblemático en el Perú, el árbol de la quina, es una especie escasa en nuestro territorio. Esto se da debido a que crece solamente en los bosques de neblina, entre los 1200 y 1800 metros sobre el nivel del mar. Ante ello, el Ejecutivo, a través del Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego (Midagri), inició el pasado 22 de abril, una campaña para sembrar 500 mil ejemplares de esta especie para asegurar su supervivencia [1]. 

En dicha campaña “La Quina del Bicentenario, revaloremos nuestro árbol emblema”, el Instituto Nacional de Innovación Agraria (INIA) realiza actualmente un trabajo de investigación científica molecular para descifrar el genoma del árbol medicinal de la quina, el cual brindará información sobre su evolución en el tiempo, su relación poblacional con otras especies forestales y sus niveles de metabolitos de autodefensa [1].

Ello permitirá identificar las capacidades genéticas, que permitan definir métodos de conservación y producción de la quina, un árbol de alto valor en la provisión de servicios ecosistémicos. Así como, sus características moleculares y su potencialidad genética. Asimismo, esta información servirá para la producción de plantones de élite con alta calidad y tecnologías para potenciar su adaptabilidad a suelos y climas [1].

Así pues, el sector productivo, está optando por mecanismos sostenibles. Otra prueba de ello es la actual elaboración del instrumento de planificación para orientar e impulsar el desarrollo del bambú por parte de El Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor). 

Dicho recurso forestal no maderable, no solo cuenta con enorme potencial económico y social, sino también ambiental. Así, en el Perú existen más de 60 especies nativas e introducidas de este recurso que por su flexibilidad y resistencia es cotizado y usado para construcción [2]. 

Por ello, el Instrumento de Planificación de Bambú 2021-2025, que estará listo en julio, permitirá definir las acciones estratégicas y prioritarias para articular e integrar a los actores de la cadena a nivel regional, promover programas y proyectos que permitan hacer sinergias con otras organizaciones del Estado y de este modo, impulsar el desarrollo sostenible de importante recurso [2]. 

 

Referencias: 

[1] SPDA. Investigan genoma de árbol de la quina: el fin es adaptarlo a diversos suelos y climas. Fecha de consulta: 05 de mayo de 2021 

https://www.actualidadambiental.pe/investigan-genoma-de-arbol-de-la-quina-el-fin-es-adaptarlo-a-diversos-suelos-y-climas/ 

[2] SPDA. Serfor presentará en julio documento para orientar e impulsar el desarrollo del bambú. Fecha de consulta: 05 de mayo de 2021 

https://www.actualidadambiental.pe/serfor-presentara-en-julio-documento-para-orientar-e-impulsar-el-desarrollo-del-bambu/