Jorge Muñoz Saavedra fue un defensor ambiental que protegió por mucho tiempo el complejo Tambo Real, ubicado en el parque arqueológico Batán Grande en Lambayeque. En esta área se encuentran hectáreas de bosque seco con una diversidad de flora y fauna en peligro de extinción [1]. Vale la pena destacar que, los bosques secos son espacios donde crecen especies forestales que solo se pueden encontrar en el Perú como el zapote y el algarrobo. Asimismo, en esta área se hallan vestigios de aproximadamente 400 sitios arqueológicos [2].

El 19 de diciembre de 2020 se declaró su desaparición y 3 días más tarde se reportó su asesinato. El día de su desaparición, Jorge Muñoz había escuchado ruidos de motosierras cerca de su vivienda ante lo cual decidió salir a revisar si aquello estaba siendo producido por los taladores ilegales, no obstante, no regresó a casa. De este modo, tras días de profunda búsqueda sus amigos y familiares hallaron el cuerpo del defensor ambiental en el sector de Portachuelo, a casi 15 km de su vivienda [3].

Según señala el director del Museo Nacional de Sicán, Carlos Elera Arévalo, el defensor ambiental estuvo recibiendo amenazas por parte de mafias que se dedican al tráfico de especies forestales y a la depredación del patrimonio arqueológico [2]. De igual manera, el hermano de Jorge, Pedro Muñoz, indicó que una de las amenazas contra el defensor se produjo semanas antes de su desaparición dado que había alertado a las autoridades sobre la extracción de minerales en la zona protegida [3].

Actualmente, el caso se encuentra en investigación en la Fiscalía Provincial de Ferreñafe y de acuerdo a los familiares y amigos del defensor ambiental estas investigaciones para esclarecer el caso, identificar y sancionar a los responsables no avanzan. Ante ello exigen justicia. Ergo, se reclama por una mayor protección estatal para estas áreas que concentran importantes recursos bioculturales ante los crímenes, cada vez mayores, de personas que se dedican a la tala y minería ilegal así como al tráfico de especies forestales y a la depredación del patrimonio cultural.

En el Perú, durante el año 2020 fueron asesinados 5 defensores ambientales [4] y las amenazas de muerte se han convertido en una constante, siendo que el contexto de pandemia ha dificultado también la protección para comunidades indígenas que defienden al medio ambiente. En este sentido, se exige un efectivo acceso a la justicia para aquellas personas que luchan constantemente por el derecho a un medio ambiente sano de sus comunidades, así como procesos más céleres de investigación y sanción para los responsables de los crímenes y amenazas que se cometen contra los defensores y defensoras ambientales.

Referencias:

[1] Andina (2008). Destruyen parte de complejo arqueologico Tambo Real en Lambayeque. Consultado el 08 de marzo de 2021. https://andina.pe/agencia/noticia-destruyen-parte-complejo-arqueologico-tambo-real-lambayeque-203893.aspx

[2] Muñoz, L. (2020, 23 de diciembre). Lambayeque: Hallan muerto a defensor ambiental que era amenazado por traficantes. RRP Noticias. Consultado el 08 de marzo de 2021. https://rpp.pe/peru/lambayeque/lambayeque-hallan-muerto-a-defensor-ambiental-que-era-amenazado-por-traficantes-noticia-1311489?ref=rpp

[3] Exitosa Noticias (2021, 7 de marzo). Lambayeque. Jorge Muñoz: piden justicia por el violento asesinato del defensor ambiental. Consultado el 08 de marzo de 2021. https://exitosanoticias.pe/v1/lambayeque-jorge-munoz-piden-justicia-por-el-violento-asesinato-del-defensor-ambiental/

[4] Sierra, Y. (2021, 4 de enero). Las deudas ambientales de Perú en 2020: asesinatos de defensores, ilegalidad durante la pandemia y Acuerdo de Escazú enviado al archivo. Mongabay Latam. Consultado el 08 de marzo de 2021.https://es.mongabay.com/2021/01/las-deudas-ambientales-de-peru-asesinatos-de-defensores-ilegalidad-durante-la-pandemia-y-acuerdo-de-escazu-enviado-al-archivo/