Conexión Ambiental presenta las noticias más importantes de la semana.

Choquequirao: incendio se acerca al complejo arqueológico

El último 13 de agosto se dio la alerta por parte de las autoridades acerca del inicio de un incendio forestal en territorio comprendido en el Área de Reserva de Choquequirao en Cusco. Ha pasado exactamente un mes y lamentablemente el siniestro continúa, acercándose peligrosamente al Complejo Arqueológico de Choquequirao.

Según un último informe de la Oficina de Gestión de Riesgos y Seguridad del Gobierno Regional de Cusco, hasta el momento las llamas han consumido más de 135 hectáreas de terreno, acabando con flora y fauna del territorio. Este siniestro se está tornando incontrolable debido al material combustible existente en la zona. 

Pese a ello, el jefe de la IX Comandancia Departamental del Cusco informó que los bomberos no pueden combatirlo por la falta de medios necesarios para acceder al lugar, de lo contrario se estaría poniendo en riesgo la vida de sus voluntarios. Si bien ya se está ejecutando el apoyo aéreo del Ejército del Perú para la extinción del incendio, autoridades cusqueñas solicitan que se declare la zona en estado de emergencia.

Referencias: 

[1] Diario Correo. Incendio en Choquequirao ya va a cumplir un mes, solicitan ataque aéreo y declaratoria de emergencia. Fecha de consulta: 13 de setiembre de 2021 

Global Witness 2021: La Última Línea de Defensa Ambiental

La ONG internacional Global Witness, organización dedicada a exponer los vínculos entre los recursos naturales y los conflictos humanos, corrupción y abusos de derechos humanos en el mundo, ha publicado recientemente su último informe sobre la lucha contra la grave crisis climática que la humanidad enfrenta y los constantes casos de violencia que sufren los defensores ambientales en el mundo, recopilación de información que esta organización hace desde el 2012. 

A partir de su última recopilación, se informó que, solo en 2020, 227 defensores ambientales fueron asesinados en 22 países: el número más alto de activistas asesinados por su dedicación y trabajo para proteger el medio ambiente y los derechos que nos corresponden [1]: estas cifras exponen que 2020 rompió el récord por el numero de activistas medioambientales asesinados en el mundo [2].

El informe ofrece un preocupante horizonte sobre la violación de derechos humanos que sucede en varios territorios a lo largo del mundo, pero sobre todo, en la región latinoamericana, en tanto más de la mitad de los ataque  (165 de los 227) suceden en países latinoamericanos, como Colombia, México, Brasil, entre otros. Colombia se posiciona, por segundo año consecutivo, como el país que registra la mayor cantidad de asesinatos, al corroborarse al menos 65 casos de asesinatos de personas defensoras de la tierra y del medio ambiente.

Como detalla la ONG, estos ataques se producen dentro de un contexto donde son denunciadas las constantes amenazas que sufren las personas defensoras, pues esta población, por la amplia data disponible actualmente, se ven enfrentadas a casos de intimidación, violencia sexual y criminalización. 

Con este preocupante escenario, debemos recordar que el Perú aún tiene una larga deuda con sus defensores ambientales, pues resulta fundamental reconocer que parte de la recopilación que ofrece Global Witness detalla que gran numero de los pueblos indígenas son el objetivo de 5 de los 7 casos de asesinato registrados en 2020, en la mayoría por tratarse de personas que protestaban contra mega proyectos que conllevarían a grandes tasas de contaminación en sus comunidades. El informe incluye que en Brasil y Perú, “casi las tres cuartas partes de los ataques registrados sucedieron en la región amazónica de cada país”. 

El Perú, de acuerdo con el informe, incorpora dentro de sus registros el asesinato de 6 defensores ambientales durante 2020, todos ellos pertenecientes a comunidades de la Amazonia peruana. Además, el Acuerdo de Escazú, acuerdo internacional que hubiera implementado en nuestro territorio mejores herramientas dedicadas para la específica protección de esta comunidad de defensores, terminó archivada por la Comisión de Relaciones Exteriores el año pasado, y por la información recogida por Global Witness, además de los recientes casos de amenazas contra defensores ambientales que suscita en Ucayali [3], el Estado peruano debe iniciar con las labores de urgencia necesarias para evitar y detener la violencia que sufren estas poblaciones, y así eludir que este año sobrepase el récord establecido del año pasado, y más vidas se pierdan en la noble dedicación de proteger el medio ambiente.

Por último, la ONG recomienda que los gobiernos puedan cambiar el rumbo de la crisis climática, partiendo desde el objetivo de preservar los derechos humanos de todos y todas, mediante acciones y garantías, para evitar los abusos contra los derechos humanos y de los daños ambientales que muchas empresas causan actualmente: situación que las personas defensoras de derechos humanos en materia ambiental logran exponer a las autoridades, pero que usualmente, terminan ensombrecidas por los casos de violencia que sufren.

Recordamos, por la trascendencia de las acciones que han realizado por nuestro país, a nuestros defensores y defensoras ambientales que trabajan día a día, y a aquellos que son incluidos en el informe, esperando que en un futuro cercano se eviten estas tragedias:

Arbildo Meléndez Grandes: por su trabajo para impulsar la titulación de tierras. Foto: Igualab. [4] 
Gonzalo Pio Flores: por su trabajo por el reconocimiento jurídico del territorio comunal de la Comunidad Nuevo Amanecer, y sus protestas contra la tala ilegal. Foto: Ojo Público. [5] 
Jorge Muñoz Saavedra: por su lucha contra las mafias dedicadas al tráfico de especies forestales, y “a la depredación del patrimonio arqueológico” en Tambo Real. Foto: MINAM. [6]
Roberto Carlos Pacheco: por su trabajo y lucha para defender el bosque de su familia contra la minería ilegal. Foto: Ojo Público. [7]

También recordamos a Santiago Vega Chota, por su lucha contra narcotraficantes, invasores de tierras y madereros ilegales en Ucayali [8]; y a Lorenzo Caminti, por su lucha comunal contra las mafias e invasores de tierras asháninkas [9].

Referencias:

[1] Global Witness (2021). Última línea de defensa. Fecha de consulta: 13 de setiembre de 2021.
https://www.globalwitness.org/es/last-line-defence-es/

[2] Claire Marshall (2021). Record number of environmental activists murdered.Fecha de consulta: 13 de setiembre de 2021.
https://www.bbc.com/news/science-environment-58508001

[3] Redacción RPP (2021). Advierten que se incrementan amenazas contra defensores ambientales en Ucayali. Fecha de consulta: 13 de setiembre de 2021. 
https://rpp.pe/peru/actualidad/ucayali-advierten-de-amenazas-contra-de-defensores-ambientales-noticia-1353768?ref=rpp

[4] Igualab (2020). Arbildo Meléndez y el peligro de ser indígena en Perú. Fecha de consulta: 13 de setiembre de 2021.
https://www.igualab.org/2020/04/16/quien-fue-arbildo-melendez-y-por-que-es-importante/

[5] Ralph Zapata (2020). Heredar la muerte: la lucha de los Pío por los bosques. Fecha de consulta: 13 de setiembre de 2021.
https://ojo-publico.com/2129/heredar-la-muerte-la-lucha-de-los-pio-por-los-bosques

[6] Ministerio del Ambiente (2020). Minam condena la pérdida de vida de Jorge Muñoz Saavedra, defensor ambiental y cultural de Batán Grande, en Lambayeque.Fecha de consulta: 13 de setiembre de 2021.
https://www.gob.pe/institucion/minam/noticias/322100-minam-condena-perdida-de-vida-de-jorge-munoz-saavedra-defensor-ambiental-y-cultural-de-batan-grande-en-lambayeque

[7] Aramís Castro (2020). Crimen e impunidad en Madre de Dios: el cuarto asesinato de un líder ambiental en pandemia. Fecha de consulta: 13 de setiembre de 2021.
https://ojo-publico.com/2087/madre-de-dios-el-cuarto-asesinato-de-un-lider-ambiental-en-pandemia

[8] Geraldine Santos (2020). Ucayali: siete víctimas del narcotráfico y la tala ilegal desde el 2014. Fecha de consulta: 13 de setiembre de 2021.
https://ojo-publico.com/2521/ucayali-siete-victimas-del-narcotrafico-y-la-tala-ilegal-desde-2014

[9] Iván Brehaut (2020). No es sólo otro asesinato…. Fecha de consulta: 13 de setiembre de 2021.
https://www.servindi.org/actualidad-opinion/15/08/2020/no-es-solo-otro-asesinato

Rehabilitar la cuenca del río Corrientes costaría 430 millones de soles

Las zonas afectadas por la contaminación ambiental representan una extensión de 88,841.02 metros cuadrados cuyas profundidades oscilan entre entre 0.60 y 1.20 metros, lo que en total representaría un considerable volumen de 102.300.52 metros cúbicos que necesitan rehabilitación ubicados en la región de Loreto.

Julio Cesar Minga como director del Proyecto de los Planes de Rehabilitación de la Cuenca del Río Corrientes y encargado de la elaboración del plan de remediación ambiental, informó al público que el plan de rehabilitación buscaría tratar daños generados durante mas de  años de derrames petroleros, lo que demanda la inversión de 430 millones de soles, el mencionado proceso incluye la recuperación, limpieza y remediación de la zona afectada. Asimismo se indicó que la prioridad establecida en el informe técnico se enfoca en 13 sitios impactados debido a su caracterización y los resultados del análisis de la evaluación de riesgos a la salud y al ambiente.[1][2]

Cabe resaltar que este es el primer proceso de remediación ambiental en selva que ejecuta el Estado, en atención a la Ley N. 30321, Ley que crea el Fondo de Contingencia para Remediación Ambiental, para remediar sitios afectados como consecuencia de las actividades de hidrocarburos, los trabajos a realizar requieren de servicios especializados, y para esto deberá realizarse la contratación de diversas empresas lo que a su vez generará impulso laboral en la zona.

Referencias:

[1]Andina (2021) Loreto: S/ 430 millones de inversión demanda rehabilitación ambiental de cuenca. Fecha de consulta 14 de septiembre de 2021.Corrienteshttps://andina.pe/agencia/noticia-loreto-s-430-millones-inversion-demanda-rehabilitacion-ambiental-cuenca-corrientes-861424.aspx

[2]MINEM Gob.pe (2021)Minem aprobó primer Plan de Rehabilitación en la cuenca del río Corrientes. Fecha de consulta 14 de septiembre de 2021. 

La UNESCO reconoce Avireri-Vraem como la séptima Reserva de Biosfera del Perú

Durante el XXXIII Consejo Internacional de Coordinación (CIC) del Programa sobre el Hombre y la Biosfera (MAB por sus siglas en inglés) de dicho organismo mundial la UNESCO reconoció a  Avireri-Vraem como la sétima Reserva de Biosfera del Perú,zona que abarca a más de 4 millones de hectáreas de las regiones de Junín y Cusco. la nueva biosfera del Perú Avireri-Vraem está conformada por tres zonas importantes: a zona núcleo integrada por el Parque Nacional Otishi, el Santuario Nacional Megantoni y las Reservas Comunales Machiguenga y Ashaninka; la zona tampón en la que se pueden realizar actividades compatibles con la conservación de la biodiversidad; y la zona de transición en la que se desarrollan actividades productivas y urbanas [1].  

Además, en el interior de la reserva se conserva 115 especies de fauna que se encuentran bajo alguna categoría de amenaza, además de 257 especies de fauna endémica (única de esta zona) y 307 especies de flora. Asimismo, en su ámbito se ha identificado la presencia de 305 comunidades indígenas pertenecientes a las etnias ashaninka, matsiguenga, nomatsiguenga, kakinte, yine y quichuas, además de comunidades campesinas y colonos, quienes se dedican a diferentes actividades como el cultivo alimentos tales como la papaya, granadilla, piña, entre otros.

En ese sentido, el reconocimiento internacional y nacional de este ecosistema tiene el objetivo de promover el uso sostenible y la conservación de los recursos naturales para mejorar la calidad de vida de sus más de 450 mil habitantes y salvaguardar sus servicios ecosistémicos en forma integral en las provincias de Satipo y La Convención.

Fuente:

[1] Avireri-Vraem es reconocida por la UNESCO como la sétima Reserva de Biosfera del PerÃo. (s. f.). Gobierno del PerÃo. Recuperado 16 de septiembre de 2021, de https://www.gob.pe/institucion/minam/noticias/522740-avireri-vraem-es-reconocida-por-la-unesco-como-la-setima-reserva-de-biosfera-del-peru