El pasado miércoles 15 de febrero, el Juzgado Penal Colegiado Permanente de la Corte Superior de Justicia de Ucayali dictó sentencia contra los responsables de los homicidios contra los líderes indígenas ashéninkas Edwin Chota Valera, Jorge Ríos Pérez, Leoncio Quintisima Meléndez y Francisco Pinedo Ramírez. Durante la lectura de sentencia, informó que el juzgado impuso 28 años y 3 meses de cárcel y al pago de 200 mil soles por concepto de reparación civil a Hugo Soria Flores, Euricio Mapes Gomez, José Estrada Huayta, y a los hermanos Segundo Atachi Felix y Josimar Atachi Felix, tras ser encontrados culpables del delito de homicidio doloso en agravio de líderes indígenas [1]. El caso Saweto es considerado como el mayor crimen de la historia reciente de Perú contra defensores ambientales, por lo que dicha sentencia resulta histórica. Sin embargo, el proceso de justicia estuvo lejos de ser perfecto, lo cual merece ser analizado. 

El caso Saweto

En agosto del 2014, a tres meses para que el país acogiera la Cumbre Mundial del Clima, los cuatro defensores ambientales fueron torturados, violados y asesinados por madereros ilegales, por oponerse a la explotación ilegal de sus tierras [2]. Según la información disponible, las víctimas fueron emboscadas cuando se dirigían a la comunidad ashéninka de Apiwtxa en Brasil, para solicitar ayuda de sus parientes y acordar estrategias comunes contra la tala ilegal, entre ellas la denuncia ante la justicia brasileña de los madereros [2]. Desafortunadamente, fueron asesinados antes de llegar a su destino. Acorde a la evidencia recolectada por el portal Ojo Público, los defensores ambientales habrían sido asesinados por orden de los empresarios madereros Hugo Soria Flores, y José Estrada Huayta, por oponerse a la tala ilegal y al tráfico ilícito de madera [3]. 

Cabe mencionar que, un año antes de ser asesinado, Edwin Chota había denunciado amenazas de muerte de Soria después de que las constantes alertas de Saweto a las autoridades peruanas motivaran la inmovilización de un cargamento de este empresario de casi mil troncos por valor de 125.000 soles [2]. Asimismo, en el 2008, Chota, jefe de la comunidad de Saweto, había denunciado ante la Administración Técnica Forestal de Pucallpa que una mafia de traficantes de madera operaba en su comunidad ubicada en el distrito de Masisea, provincia de Coronel Portillo, región Ucayali [4]. De igual forma, los cuatro líderes indígenas habían estado enfrentándose a la empresa Eco Forestal Ucayali S.A.C (Ecofusac), propiedad de José Estrada Huayta, y el aserradero Forza Nuova E.I.R.L, por la tala ilegal de los bosques de Saweto [4]. Fueron estas acciones por defender su territorio que motivaron el asesinato de los defensores ambientales, lo cual puede ser comprobado por el hecho de que múltiples testimonios aseguran que Soria Flores indicó “si mi madera no sale yo mato» [3].

Por otro lado, es importante señalar el rol de toda la comunidad indígena a la que estos pertenecían, ya que estos fueron asesinados por defenderla. Para el 2014, la comunidad ashéninka de Saweto llevaban alrededor de una década solicitando sin éxito la titularidad de sus tierras al Estado peruano, como estrategia para poder defender jurídicamente sus tierras y lugar contra la tala ilegal y explotación ilícita de recursos que estaba sucediendo en sus territorios [2]. La comunidad de Saweto obtuvo la titularidad de sus tierras un año después de los asesinatos, pero, al igual que la sentencia en el caso, la justicia llegó muy tarde. La hija del defensor Francisco Pinedo, Lina Rengifo, denunció el rol que tuvieron las autoridades en la muerte de los líderes indígenas, diciendo: “Ellos se murieron porque el Estado peruano no les hizo caso, como no les escuchaban acá se fueron a Brasil” [5], en referencia al hecho de que los defensores ambientales se encontraban rumbo a Apiwxta en el momento del homicidio.

Demoras en el proceso de justicia

El caso Saweto es muy relevante en temas de justicia ambiental y defensa territorial, ya que, además de haber sido el mayor crimen contra defensores ambientales en la historia reciente de Perú, su importancia se ve incrementada debido a que se ha condenado tanto a los autores materiales del homicidio, como a los intelectuales [5].

Empero, el proceso de justicia no ha sido perfecto. Por un lado, como mencionado previamente, los asesinatos fueron en parte responsabilidad de la inacción del Estado peruano y las autoridades, quienes ignoraron los llamados de auxilio de los líderes ambientales y sus comunidades, quienes por años denunciaron las actividades ilegales que ocurrían en sus territorios, y cuyas demandas fueron ignoradas hasta que sucedieron los asesinatos. Por otro lado, el mismo proceso judicial presentó dilaciones y estuvo plagado de preocupaciones por que los autores del crimen pudieran quedar impunes. 

Por ejemplo, a fines del 2022, existió la preocupación de que el caso pudiese quedarse estancado luego que la jueza Janet Pizarro Osorio rechazara a un testigo protegido, por “error” en la documentación presentada por la Fiscalía Especializada en Criminalidad Organizada, a cargo del fiscal Dennis Vega Sotelo [6]. Esto sucedió luego de que la jueza encontrara un código del testigo protegido que difería de lo que estaba en el expediente [6]. Dicho error resultó preocupante, ya que, según el abogado de los familiares de las víctimas, Oscar Romero Aquino, las declaraciones del testigo habrían dado la certeza necesaria al proceso para poder establecer la motivación de los asesinatos. 

Tal error llevó a que Romero denunciara el actuar de la fiscalía durante el proceso, afirmando que: “La investigación de la Fiscalía ha sido deficiente. Durante los primeros cuatro años no se preocuparon en ver que se realicen las diligencias correspondientes y, sobre todo, que se hagan correctamente” [6]. 

Defensores ambientales en peligro

Entre el 2020 y el 2022, se registraron 19 asesinatos de defensores ambientales, a manos de las mafias de narcotráfico, tala y minería ilegal [7]. Además, actualmente América Latina (particularmente la Amazonía) es considerada la región más peligrosa para quienes defienden el derecho humano a vivir en un ambiente sano y sostenible, a partir de las cifras de asesinatos a estos líderes y lideresas en los diferentes países de la región [8]. En 2020, según la organización Global Witness, siete países latinoamericanos, entre los que figura Perú, fueron incluidos en la lista de 10 países con mayor cantidad de ataques a personas defensoras ambientales a nivel mundial [8]. 

Estas cifras demuestran el peligro al que se enfrentan los defensores ambientales y líderes indígenas al realizar la difícil labor de defender sus territorios de la explotación ilegal de recursos. A pesar de esto, la legislación peruana aún no consigue establecer mecanismos efectivos para proteger a los defensores ambientales. Si bien existen ciertas medidas para intentar resguardarlos, tal como el Protocolo Sectorial para la protección de las y los defensores ambientales, o el Registro sobre situaciones de riesgo en personas defensoras de derechos del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, estos no son suficientes para la creación de una agenda que permita una defensa realmente efectiva [8]. 

Conclusión

Es importante recalcar que, la sentencia anunciada fue un adelanto de sentencia, por lo que los sentenciados no han sido detenidos. Una vez que se realice la lectura integral del fallo, los sentenciados podrían presentar un recurso de apelación, y, mientras resuelva la Sala Penal de Apelaciones correspondiente, tampoco podrán ser detenidos [9]. En ese caso, sólo si la Sala confirma la sentencia se ordenará la ubicación y captura de los sentenciados, pero también  podría suceder que se anule, modifique o revoque la sentencia, haciendo urgente que la sociedad civil se mantenga vigilante para evitar más dilaciones en la obtención de justicia para los defensores ambientales asesinados. 

En un país donde los defensores ambientales se enfrentan a constante amenaza por defender sus territorios, es importante que los responsables del caso Saweto no queden impunes por sus crímenes, ya que dicha situación marcaría un precedente devastador en la búsqueda de justicia. Asimismo, es imperativo que se establezcan mecanismos eficaces para la protección de los defensores ambientales, y, evitar que una tragedia como la de Saweto vuelva a ocurrir.

Bibliografía 

[1] Corte Superior de Justicia de Ucayali. (2023, 15 de febrero). Juzgado sentencia a más de 28 años de cárcel a investigados por Caso Saweto. Facebook de la Corte Superior de Justicia de Ucayali. https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=pfbid02PHAwgzaZgvAu3GszUEC9mxLYBeQWJhJQgsfMBsUtVPBVVwJxgd7Tur6mN2Ddvc8Al&id=100063533649794&mibextid=Nif5oz 

[2] Redacción RPP. (2021, 21 de junio). Ucayali: el caso Saweto tendrá juicio, luego de 6 años de matanza de indígenas .RPP Noticias. https://rpp.pe/peru/actualidad/ucayali-el-caso-saweto-tendra-juicio-luego-de-6-anos-de-matanza-de-indigenas-noticia-1343486?ref=rpp

[3] Alejos, H. (2022, 17 de febrero). Expediente Saweto: a ocho años de la muerte de Edwin Chota. Revista Caretas. https://caretas.pe/nacional/expediente-saweto-a-ocho-anos-de-la-muerte-de-edwin-chota/ 

[4] Andina. (2023, 16 de febrero). Caso Saweto: más de 28 años de cárcel para investigados por muerte de líderes indígenas. Andina. https://andina.pe/agencia/noticia-caso-saweto-mas-28-anos-carcel-para-investigados-muerte-lideres-indigenas-929519.aspx 

[5] Newsroom Infobae. (2023, 27 de febrero). Viudas de cuatro líderes ambientales peruanos asesinados lamentan justicia tardía. Infobae. https://www.infobae.com/america/agencias/2023/02/27/viudas-de-cuatro-lideres-ambientales-peruanos-asesinados-lamentan-justicia-tardia/ 

[6] Servindi. (2022, 09 de noviembre). Caso Saweto: impunidad ronda el proceso. Servindi. https://www.servindi.org/actualidad-noticias/09/11/2022/caso-saweto-impunidad-ronda-el-proceso 

[7] Infobae. (2022, 24 de abril). 19 defensores ambientales asesinados en la selva peruana por narcos y mineros ilegales desde 2020. Infobae. https://www.infobae.com/america/peru/2022/04/24/narcos-y-mineros-ilegales-los-encargados-de-asesinar-al-defensor-ambiental-ulises-rumiche-en-junin/ 

[8] Servindi. (2022, 08 de febrero). Infografía: Defensores ambientales en Perú y cómo protegerlos. Servindi. https://www.servindi.org/actualidad-noticias/08/02/2022/infografia-defensores-ambientales-en-peru-y-como-protegerlos 

[9] Zunino, L. (2023, 17 de febrero). Sentencian a los asesinos de líderes indígenas en caso Saweto. Inforegion. https://www.inforegion.pe/303940/sentencian-a-los-asesinos-de-lideres-indigenas-en-caso-saweto/