El ascenso del “cruelty free” y “vegan” en la industria de la belleza: consecuencias jurídicas y socio-ambientales del fenómeno

Escrito por Fiorella Almanza, miembro del Consejo Editorial de Conexión Ambiental

Durante la última década, especialmente a partir de 2015 se ha masificado el uso de redes sociales como Instagram y Snapchat. En consecuencia, la industria de la belleza ha tenido un crecimiento exponencial llegando a ser una de las industrias más prósperas de esta década. Gracias al “boom” mediático de los influencers de belleza y al auge de las marcas indie que han lanzado productos innovadores popularizados por “gurús del maquillaje”, ahora éste está a mayor alcance y tanto adolescentes como adultos consumen más maquillaje [1]. Sin embargo, a lo largo de la década se ha dado también el ascenso de un fenómeno que viene de la mano con el surgimiento y fortalecimiento de movimientos ambientalistas: el maquillaje vegano y/o libre de crueldad animal. Luego de la difusión que la Organización People for the Ethical Treatment of Animals (PETA, por sus siglas en inglés) dio a la sociedad acerca de la crueldad animal empleada en las pruebas de cosméticos de marcas emblemáticas como L’Oreal;  dicha marca perdió popularidad durante el boom de la industria de la belleza a causa de la creciente concientización de los consumidores [2].  

Dejando de lado a marcas tradicionales que nacen a partir de imperios consolidados, se dio el surgimiento de nuevas marcas indie  que usaron desde el principio términos como “libre de crueldad animal” y “vegano”. ¿Qué significan exactamente estos términos? Por un lado, acorde a la Sociedad de Massachusetts para la Prevención de la Crueldad Animal (MSPCA, por sus siglas en inglés) el término “libre de crueldad animal” implica que el producto en cuestión no fue probado en un animal ni ha utilizado información de compañías que probaron en animales [3]. No obstante, la Administración de Alimentos y Medicamentos de EEUU (FDA, por sus siglas en inglés) indica que este término es fácilmente manipulable debido a la ausencia de normativa específica al respecto y a que las marcas pueden usarlo legalmente si en ese momento no están probando en animales, pese a que pudieron hacerlo previamente o pueden hacerlo en un futuro [4]. Por otro lado, de acuerdo con PETA el término “vegan” se refiere a productos que no contienen ningún ingrediente derivado de animales como aceite de emú, carmina y cera de abeja [5]. La colocación de estos dos términos ha sido un factor determinante para obtener un mayor índice de ventas y para conseguir mayor popularidad entre los consumidores, por lo que se observó una tendencia en la utilización de estos términos en marcas tradicionales para no ser superadas por marcas indie [6].

Ahora bien, el uso de esta terminología “ambientalmente amigable” ha conllevado a una serie de consecuencias jurídicas y ambientales tanto positivas como negativas. A lo largo de los últimos diez años, se han observado cuestionamientos a la colocación de etiquetas de “libre de crueldad animal” puesto que existe un margen de error, ya que, como se ha señalado, la legislación y reglamentos aplicables no suelen ser tan específicos. Del mismo modo, la utilización de productos veganos en ciertos elementos de maquillaje puede traer consecuencias perjudiciales para la salud del consumidor, por lo que se ha cuestionado el hecho de que las marcas se deslinden de este peligro existente. Pese a ello, la popularidad alcanzada por el maquillaje libre de productos animales también ha tenido consecuencias positivas tanto para el medioambiente como en la sociedad. En el siguiente artículo, se discutirán algunas de las consecuencias en materia jurídica y ambiental que se han suscitado a partir de la masificación de productos veganos y libres de crueldad animal en el mercado del maquillaje.

Como se ha mencionado previamente, no existe forma de comprobar a ciencia cierta si los productos de maquillaje que se publicitan como libres de crueldad animal son realmente así. Ello ha generado desconfianza entre un sector de consumidores, al no poder tener la certeza que están consumiendo de una industria ambientalmente amigable. En Estados Unidos se dio un proceso judicial en el año 2012, donde las señoras Marina Beltran, Renee Tellez y Nichole Gutierrez interpusieron una demanda contra Avon a raíz de publicidad engañosa donde la marca se vendía como libre de crueldad animal. Por su parte, los representantes de ventas y la publicidad de la marca reclamaban que la marca no testea en animales. 

Así, durante el año 2012, PETA había emitido un comunicado donde advertían acerca de ciertas marcas que se vendían en China (lugar con cuestionables prácticas relacionadas con los animales) y que, a la vez, afirmaban ser libres de crueldad animal [7]. Por ende, Marina Beltrán denunció que los productos de Avon se vendían en China, país que establece que el testeo en animales es obligatorio para poder vender un producto de maquillaje o que, en general, entre en contacto con las superficies corporales. A raíz de esta demanda, Avon respondió con la intención de invalidar el reclamo con argumentos referidos a la forma de la demanda. Uno de sus argumentos se refería a que la demanda carecía de validez basándose en el caso Wershba vs. Apple Computer donde se establecía que el reclamo era válido solo si todos los denunciantes residían en el Estado donde fue interpuesta la demanda. En vista a que la Corte Distrital de California y la denunciante Tellez residía en Michigan, su demanda fue descartada. No obstante, las demandas que Beltran y Gutierrez interpusieron fueron fructíferas y la Corte Distrital de California denegó la invalidación de la demanda [8]. 

A partir de éste caso, Avon realizó cambios a su política y a día de hoy son una marca libre de crueldad animal certificada por la PETA [9]. Asimismo, con el cambio de legislación en China respecto de las pruebas en animales, en 2014 dejó de ser mandatorio el testeo en animales para la venta de productos que tengan un directo contacto con la piel humana, ya que estas pruebas solo serían obligatorias para ciertos farmacéuticos a partir de ese punto [10].

Por otro lado, existe un caso controversial que también se ha dado a causa de la estricta legislación china con relación a las pruebas en animales, como es el caso de MAC Cosmetics. MAC Cosmetics es una marca de maquillaje legendaria, dado que ha trascendido en el tiempo y es una de las principales marcas utilizadas para el maquillaje artístico, profesional y avant garde. Sin embargo, la marca perdió popularidad debido a que la PETA no la certificó como libre de crueldad animal porque aún vendía productos en China [11]. Para evitar continuar con la pérdida de popularidad y retornar a la gracia de los consumidores, se empezó a utilizar un método alternativo que permitía que vendan en China y que, a la vez, puedan certificarse como libres de crueldad: el uso conjunto de voluntarios humanos y pruebas in vitro. Según MAC Cosmetics, el uso masificado de pruebas in vitro, las cuales consisten en un análisis toxicológico para comprobar que no existen propiedades tóxicas que puedan perjudicar la salud del usuario, forma parte de un método para poder dejar de usar pruebas en animales y, al mismo tiempo, asegurar la venta de un producto que cumpla con los estándares de seguridad requeridos. Así, también pueden realizar sus pruebas in vitro con la intervención de voluntarios humanos que permiten corroborar que no existen componentes dañinos [12]. 

Si bien han existido muchas controversias jurídicas en torno a las marcas que han probado sus productos en animales, los productos veganos también han tenido problemas legales con respecto al uso de ciertos pigmentos sintéticos en las paletas de sombras (o también llamadas  paletas de pigmento prensado). La mayor parte de marcas veganas exitosas en el mercado provienen de Estados Unidos, un país que ha popularizado los productos libres de crueldad animal y veganos, empleando los términos como estrategia de mercadotecnia. [13].  Dichas marcas han lanzado diversas “paletas de pigmento prensado” durante los últimos cinco años. Estas paletas se han publicitado tanto en páginas web, tiendas físicas y anuncios publicitarios como paletas de sombras. ¿Cuál es la diferencia entre “pigmento prensado” y “sombra para ojos”?

Primero, se tiene que distinguir entre los términos “pigmento” y “sombra”. Los pigmentos son colorantes obtenidos a partir de fuentes orgánicas o sintéticas, y suele presentarse como un polvo fino. Por otro lado, las sombras son la combinación de un pigmento y un binder, el cual es un químico que sirve para mantener la sombra prensada. Dependiendo de la concentración de pigmento vs. concentración de binder, la sombra puede tener una mayor o menor aplicación de color [14]. Cabe resaltar que el pigmento puro también es comercializado por marcas, sin embargo, un menor número de consumidores se decantan por este producto al requerir de un medio adicional para adherirse al párpado. [15]. 

Las diferencias principales se encuentran en la composición química de los pigmentos y las sombras;  la utilización de ciertos pigmentos de origen sintético pueden convertir a la sombra en no apta para la aplicación en el párpado, y por ende, ésta se convierte en un pigmento prensado ante la fiscalización de la FDA estadounidense. Como se ha mencionado antes, existen dos tipos de pigmentos, aquellos obtenidos de fuente orgánica y fuente sintética. Los pigmentos de fuente orgánica son aquellos obtenidos a partir de fuente vegetal o animal, entre los más conocidos se encuentra la remolacha y el carmín, estos dos dan como resultado un colorante rojo o derivado del rojo [16].  Para que un producto pueda considerarse vegano, se puede emplear pigmentos hechos a partir de vegetales, pero no se podría utilizar carmín al estar fabricado a partir de cochinillas secas y pulverizadas [17]. Por consiguiente, aquellas marcas veganas que quieren lanzar un producto no pueden utilizar carmín, por lo que se decantan por pigmentos de origen sintético, los cuales están hechos a partir de sustancias como el carbón y el petróleo. Para reemplazar a los pigmentos rojos, las marcas eligen pigmentos sintéticos con número pese a que la FDA indica explícitamente que estos pigmentos no pueden aplicarse en el área inmediata del ojo al ser causantes de manchas, alergias o irritación [18]. 

Con el fin de conseguir la aprobación de la FDA, la paleta es vendida como una paleta de pigmentos prensados y la marca se ve obligada a indicarle al consumidor que ciertos colores no deben ser colocados en el área del párpado. Pese a la advertencia en el empaque, las marcas veganas venden sus paletas de pigmentos prensados con las mismas indicaciones de uso y colocación del producto tanto en la publicidad como en las instrucciones que acompañarían a las sombras de ojos. Es importante tomar en cuenta que la mayoría de marcas veganas que utiliza estos pigmentos rojos señala explícitamente en su sitio web que ciertos tonos no pueden ser aplicados como sombra [19]; sin embargo, algunas otras no admiten este hecho antes de efectuar la compra y la advertencia viene en el empaque [20]. En síntesis, con el propósito de producir una paleta vegana aprobada por los organismos de fiscalización, las marcas pueden llegar al punto de utilizar productos alternos pero peligrosos en sus componentes para ser certificados como una paleta de pigmentos prensados; no obstante, a la hora de venderlos utilizan el disclaimer como un deslinde legal de los posibles daños que pudieran originarse, y venden la paleta como si realmente fuera segura para aplicar en el párpado. 

Pese a que los productos veganos han tenido cierta controversia por sus cuestionables prácticas legales, su uso ha podido concientizar a la población acerca de la brutalidad animal con la que se producen elementos de maquillaje como pestañas postizas de mink y brochas de fibras animales. Con la popularización de la industria del maquillaje, se hizo viral un estilo de maquillaje de ojos que llevaba pestañas tupidas, largas y densas. Para conseguir esa calidad de pestaña, se podía recurrir a pestañas de plástico de un solo uso o a pestañas de mink extraídas del pelaje del propio animal. En vista a que las pestañas de plástico no eran estéticamente atractivas al reflejar luz y ser difíciles de mantener en el párpado, las pestañas de mink se hicieron populares en marcas que manejaban una amplia línea de pestañas y que, obviamente, no eran libres de crueldad animal [21]. Pese a su popularidad, durante los últimos años se ha emprendido una campaña por la PETA y medios de prensa ambientalistas para que el consumidor pueda ser consciente acerca de los productos que consume y el sufrimiento que éstos conllevan. Mediante una campaña basada en publicar imágenes crudas de los animales desollados, además de la elaboración de notas acerca del proceso de elaboración de la pestaña y realizar peticiones para exigir la remoción de pestañas de mink del mercado, la campaña dio frutos. 

El 30 de junio de 2020, Sephora, una de las franquicias de tiendas de maquillaje por departamento más famosas e importantes del mundo, ordenó que ni en sus establecimientos físicos o en su portal web se seguiría permitiendo la venta de pestañas de mink [22]. Por otra parte, otra franquicia de tiendas de maquillaje por departamento llamada Mecca se ha sumado al veto de este tipo de pestañas [23]. Gracias al accionar de estas dos empresas, las pestañas de mink tendrán una menor acogida, la cual (se espera) irá decreciendo con el tiempo y podrían dejar de producirse a corto o mediano plazo. Cabe resaltar que para hacer que el consumidor se decante por adquirir una pestaña postiza libre de crueldad, la industria del maquillaje ha avanzado a tal punto en el que se han llegado a producir pestañas hechas de un material sintético muy semejante al del mink [24]. A causa de la producción de fibras sintéticas más finas y sedosas, en los últimos años se ha empezado a dar una de las conversiones pro ambientales más importantes: de brochas de fibra animal a brochas sintéticas. 

Las brochas de fibra animal han predominado en la industria del maquillaje a raíz de su suavidad y aplicación pareja. Además, dichos productos no enfrentan una competencia directa en vista a la pobre calidad que solían tener las brochas sintéticas alternativas. Pese a ello, durante los últimos diez años se ha observado que la industria del maquillaje ha perfeccionado y refinado la producción de cabello sintético para que no sea necesario emplear crueldad animal. 

Últimamente, se ha observado una decaída en la producción de brochas de fibras naturales en favor de la utilización de las brochas sintéticas. En esa línea, las brochas sintéticas han demostrado ser más baratas al ser fabricadas tanto por marcas de farmacia como empresas de alta gama. Aparte, éstas absorben menos producto y son más fáciles de limpiar [26]. Así, durante los últimos años, los lanzamientos de brochas sintéticas elaboradas con fibras animales no han contado con la aceptación popular, y la única marca que ha lanzado un set de fibras animales fue duramente criticada al vender éstas a un precio desajustado a la realidad y, además, al publicitar sus brochas como “brochas reales” cuando el término correcto es “fibras animales” [27]. A día de hoy, esta marca no ha vuelto a sacar un set completo de brochas y las que han incluido en sus paletas de sombras son sintéticas. Por consiguiente, gracias a los avances tecnológicos y científicos de la propia industria del maquillaje, se ha conseguido hacer que uno de sus productos más consumidos pueda ser ambientalmente amigable. 

Es importante no perder de vista que la industria de la belleza ha alcanzado valores exorbitantes a lo largo de la última década [28], por ello se debe vigilar de cerca su actitud frente al medioambiente y el cuidado o desgaste que realiza. Si bien se han realizado cambios positivos para demostrar una conducta más amigable con la naturaleza y recursos naturales, no se puede dejar de prestar atención a las vías empleadas para tal menester. Impartir una cultura libre de crueldad animal desde la industria de la belleza ha sido un gran acierto ya que ello, de éste modo, puede llegar a repercutir en más ámbitos comerciales e industriales. 

No obstante, no es beneficioso que las empresas que emplean ingredientes veganos como parte de sus productos perjudiquen a la salud del consumidor. Uno de los desafíos que tendrá la industria de la belleza dentro de los años siguientes será la producción de un ingrediente que sea vegano y, a la vez, no sea peligroso para el cliente. El fenómeno de la popularización de productos libres de crueldad y veganos ha sido beneficioso para aquellos que buscan consumir productos de maquillaje y, al mismo tiempo, preservar el medioambiente. Sin perjuicio a ello, es de vital importancia que los consumidores sigan revisando los ingredientes de los productos que adquieren y el proceso de elaboración de los mismos, ya que aún queda un considerable camino por recorrer. 

Bibliografía:

[1] BBC (2018). The influencers of the beauty industry boom. Recuperado el 11 de Septiembre de 2020 en:www.bbc.co.uk/programmes/articles/10Pww0wDKvp8qnGpW7Q9L24/the-influencers-of-the-beauty-industry-boom

[2] Koczor, Nathalie (2012). Corporate Social Responsibility and its effect on image and reputation: The case of L’Oreal and the acquisition of The Body Shop. Recuperado el 11 de Septiembre del 2020 en: https://run.unl.pt/bitstream/10362/9559/1/Koczor_2012.pdf

[3] MCSPA Angell (2020). Cruelty-Free Labeling. Recuperado el 11 de Septiembre del 2020 en: https://www.mspca.org/get-involved/advocate-for-animals/   

[4] U.S Food & Drug Administration (2020). “Cruelty Free”/”Not Tested on Animals”. Recuperado el 11 de Septiembre de 2020 en: https://www.fda.gov/cosmetics/cosmetics-labeling-claims/cruelty-freenot-tested-animals

[5] PETA (2018). Cruelty-Free Makeup that’s also Vegan. Recuperado el 11 de Septiembre del 2020 en: https://www.peta.org/living/personal-care-fashion/cruelty-free-vegan-makeup/

[6] Cahill, Etáin (2018). An investigation into the extent to which a consumer’s perspectives and loyalties are impacted by cosmetic brands testing their products on animals. Recuperado el 12 de Septiembre de 2020 en: http://trap.ncirl.ie/3265/1/etaincahill.pdf

[7] PETA (2020). PETA Statement: China’s Animal Testing for Cosmetics. Recuperado el 12 de Septiembre del 2020 en: https://www.peta.org/media/news-releases/peta-statement-chinas-animal-testing-for-cosmetics/#:~:text=In%202012%2C%20PETA%20first%20exposed,and%20deadly%20tests%20are%20required

[8] United States District Court Central District of California Southern Division (2012). Beltran vs. Avon Products. Recuperado el 12 de Septiembre del 2020 en: https://www.truthinadvertising.org/wp-content/uploads/2013/01/Beltran-v.-Avon-Order.pdf 

[9] Avon Worldwide (2019). Animal Welfare position. Recuperado el 12 de Septiembre del 2020 en: https://www.avonworldwide.com/about-us/our-values/policies-positions/animal-welfare

[10] Humane Society International (2014). China & Cosmetics Animal Testing FAQ. Recuperado el 12 de Septiembre del 2020 en: https://www.hsi.org/wp-content/uploads/assets/pdfs/bcf_china_faqs.pdf

[11] Teen Vogue (2017). MAC is finally speaking out amid criticism for animal testing. Recuperado el 12 de Septiembre del 2020 en: https://www.teenvogue.com/story/mac-animal-testing-china-criticism

[12] MAC Cosmetics (2020). Testeo en Animales. Recuperado el 12 de Septiembre del 2020 en: https://www.maccosmetics.com.pe/animaltesting

[13] PETA (2020). Vegan Companies that don’t test on animals. Recuperado el 12 de Septiembre del 2020 en: https://crueltyfree.peta.org/wp-content/uploads/vegan-companies.pdf

[14] Australian Academy of Science (2014). The chemistry of cosmetics. Recuperado el 12 de Septiembre del 2020 en: https://www.science.org.au/curious/people-medicine/chemistry-cosmeticshttps://www.science.org.au/curious/people-medicine/chemistry-cosmetics

[15] Maison Crème de la Crème (2020). Eyeshadow vs. Pressed Pigment. Recuperado el 13 de Septiembre del 2020 en: https://maisoncremedelacreme.com/eyeshadows-vs-pressed-pigments/#:~:text=So%20what%20is%20the%20difference,pigments%20pressed%20into%20a%20pan

[16] Making Cosmetics (2020). Organic Dry Colours. Recuperado el 13 de Septiembre del 2020 en: https://www.makingcosmetics.com/Organic-Dry-Colors_c_35.html

[17] Vegan.com (2020). Carmine. Recuperado el 13 de Septiembre del 2020 en: https://www.vegan.com/carmine/

[18] US Food & Drug Administration (2020). Color Additives Permitted for Use in Cosmetics. Recuperado el 13 de Septiembre del 2020 en: https://www.fda.gov/cosmetics/cosmetic-ingredient-names/color-additives-permitted-use-cosmetics

[19] Anastasia Beverly Hills (2020). NORVINA® Pro Pigment Palette Vol. 4. Recuperado el 13 de Septiembre del 2020 en: https://www.anastasiabeverlyhills.com/norvina-pro-pigment-palette-volume-4/ABH01-18405.html?cgid=eyes

[20] Morphe (2020). The James Charles Eyeshadow Palette. Recuperado en 13 de Septiembre del 2020 en: https://www.morphe.com/products/the-james-charles-palette

[21] PETA (2019). The Cruelty Behind Mink Lashes. Recuperado el 13 de Septiembre del 2020 en: https://www.peta.org.au/living/cruelty-behind-mink-lashes/

[22] PETA (2020). Victory! PETA and You Persuade Sephora to ban fur eyelashes. Recuperado el 13 de Septiembre del 2020 en: https://www.peta.org/blog/sephora-bans-mink-lashes-fur-eyelashes/#:~:text=Last%20Updated%20July%2023%2C%202020,280%2C000%20concerned%20shoppers%20like%20you

[23] PETA (2020). Victory for Minks! MECCA bans fur eyelashes. Recuperado el 13 de Septiembre del 2020 en: https://www.peta.org.au/news/mecca-bans-mink-fur-eyelashes/

[24] Velour Beauty (2020). Silk False Eyelashes. Recuperado el 13 de Septiembre del 2020 en: https://www.velourbeauty.com/collections/silk-lashes

[25] Bustle (2015). Why Animal Hair Makeup Brushes Are No Better than Synthetic Brushes. Recuperado el 13 de Septiembre del 2020 en: https://www.bustle.com/articles/120510-why-animal-hair-makeup-brushes-are-no-better-than-synthetic-ones

[26] Organic Beauty (2015). A Thing of Beauty. 5 Reasons to Use Synthetic Makeup Brushes. Recuperado el 13 de Septiembre del 2020 en: https://www.organicauthority.com/energetic-health/a-thing-of-beauty-5-reasons-to-use-synthetic-makeup-brushes#:~:text=Synthetic%20brushes%20are%20easier%20to,soft%2C%20layered%20look%20with%20makeup

[27] Cosmopolitan (2017). Kylie Jenner Makeup Brushes. Recuperado el 13 de Septiembre de 2020 en: https://www.cosmopolitan.com/style-beauty/beauty/a14443673/meanest-comments-kylie-jenners-makeup-brushes/

[28] Business Insider (2019). Beauty becomes a $532 billion industry – and analysts say that these 4 trends will make it even bigger. Recuperado el 13 de Setiembre de 2020 en: https://www.businessinsider.com/beauty-multibillion-industry-trends-future-2019-7

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Seguir viendo