Lisa Fuglsang Vestergaard, una estudiante de ingeniería de la Universidad Técnica de Dinamarca (DTU), se dio cuenta del gran problema de la basura plástica que existe en  la ciudad india de Joy Gopalpur,  durante su estancia de tres meses en el país. Así, se le ocurrió recoger todas las bolsas de plástico y los embalajes desechados y construir con ellos ladrillos. El proceso es el siguiente, primero se recogen los desechos de plástico y, si es necesario, se lavan. Después se cortan en pequeños trozos con tijeras o cuchillos, por parte de la comunidad local. Estos pedazos se colocan en un molde y en una parrilla solar, donde se calienta el plástico gracias a la energía del sol. Después de aproximadamente una hora, el plástico se funde. En la etapa final, simplemente se desmolda el bloque de plástico, una vez que se enfría [1].

Es importante resaltar que, la particularidad de estos ladrillos de plástico es que tienen dos agujeros, a través de los cuales se pueden insertar cañas de bambú. Con ello se pueden construir paredes estables sin necesidad de cemento u otro material de construcción. Asimismo, con estos ladrillos es posible construir tabiques tradicionales cubiertos con una capa de arcilla y así proteger el plástico de la luz solar [1]. En ese sentido, las casas hechas con ladrillos plásticos tienen una ventaja frente a las casas construidas con ladrillos de barro, puesto que soportan mejor la lluvia monzónica, con lo que son más duraderas.

El trabajo de la joven ingeniera no solo estaba interesada en la producción de los ladrillos, sino también en el propio proceso y en la aceptación de su idea por parte de los habitantes de zonas rurales. En ese sentido, ella desarrolló el proceso como la tecnología necesaria para producir bloques de construcción a partir de residuos plásticos. Así, actualmente Vestergaard refina el proceso de producción y perfecciona la parrilla solar junto con fabricantes de la India. Ella menciona lo siguiente: «Ya hemos producido una serie de pequeños ladrillos en la parrilla solar, pero la máquina se encuentra actualmente en desarrollo, queremos mantener el sistema lo más sencillo posible y de bajo coste para que pueda ser utilizado directamente por la población local”. Es así que para tomar acción con el objetivo de reducir la contaminación del plástico, se necesita la participación de los pobladores locales para lograr verdaderamente una solución integral a un problema social, económico y ambiental. 

Fuente

[1] Deutsche Welle (www.dw.com). (s. f.). Una casa de basura. DW.COM. Recuperado 14 de octubre de 2021, de https://www.dw.com/es/doing-your-bit-una-casa-construida-de-basura-pl%C3%A1stica/a-18945164