Víctor Zambrano es el gestor y guardián del Área de Conservación Privada “K’erenda Homet”, catalizador de la creación de un corredor turístico que agrupa a más de diez iniciativas de conservación. Un luchador social contra la minería ilegal y la deforestación en Madre de Dios. Por su labor recibió el Premio National Geographic de Liderazgo en Conservación 2016, uno de los más importantes galardones para reconocer emprendimientos que buscan promover la conservación ambiental.

Conozcamos a Victor Zambrano

Víctor Zambrano fue hijo de un aduanero cusqueño y una ama de casa arequipeña que decidieron echar raíces en medio de la selva. Creció entre árboles y plantas, en el Fundo Diana ubicado en la provincia de Madre de Dios y, aunque por casi treinta vivió lejos de su querido bosque para convertirse en Infante de la Marina de Guerra del Perú, regresó añorando la naturaleza que tanto amaba; sin embargo, nada era igual, las tierras del fundo habían perdido su color y en vez de los grandes árboles que esperaba encontrar, solo observó pampas sin vegetación[1].

Eso no lo desanimó, decidido a recuperar lo que el tiempo y las personas habían provocado, se propuso sacar a las decenas de invasores ilegales de su terreno para luego retirar la mala hierba y plantar leguminosas. Después de dos años, vio los frutos de su trabajo: la tierra comenzó a recuperarse. A partir de ahí, fue sembrando metódicamente mil árboles por año, durante más de cinco lustros. 

Las iniciativas de conservación privada

La fragmentación de hábitats es una de las causas principales de la pérdida de nuestra biodiversidad, y es que el gran impacto de actividades ilícitas como la tala ilegal, la minería ilegal y la caza indiscriminada crean brechas en el ecosistema afectado que provocan la exclusión del flujo genético natural del cual forma parte. Muchos de estos ecosistemas se encuentran ubicados en zonas de amortiguamiento[2] o entre dos áreas naturales protegidas. 

Un remedio que hace frente a este fenómeno son las iniciativas de conservación voluntaria que se orientan a promover la conectividad entre áreas protegidas estatales. En nuestro ordenamiento jurídico se han desarrollado varias herramientas jurídicas a fin de implementar estas iniciativas que pueden basarse en la legislación civil, forestal u en la de Áreas Naturales Protegidas (ANP) [3].

Las podemos diferenciar según se trate de tierras de dominio público o de propiedad privada. Para la primera modalidad contamos con la cesión en uso (para sistemas agroforestales y bosques residuales o remanentes) y las concesiones (para conservación, ecoturismo, reforestación, aprovechamiento forestal no maderable), ellas en el marco de la legislación forestal. Estas concesiones tienen una vigencia de 40 años renovables, aunque pueden variar por la extensión del área.

Naturalmente, en tierras de propiedad privada, la acción de conservar es una decisión del propietario, por ello el Código Civil contempla una serie de herramientas para fines de conservación como los arrendamientos con cláusulas de conservación; además, en materia de ANP, los propietarios pueden solicitar al Estado el reconocimiento del mismo como Área de Conservación Privada (ACP).

Corredor Turístico Bajo Isuyama -Tambopata

Este corredor es un ejemplo de perseverancia y optimismo. Un grupo de peruanos se han atrincherado para trabajar intensamente protegiendo parte de la selva que corta el río Tambopata. Tiene algo más de 15 kilómetros de longitud y viven decenas de personas que están conservando los bosques haciéndose fuertes frente a la minería ilegal en la zona. [4]  

Algunos habitantes de la zona han habilitado sus terrenos para ofrecer servicios de calidad en medio de hermosos paisajes naturales, una de estas familias es la de Victor Zambrano.

Refugio K’erenda Homet

El ACP Refugio K’erenda Homet se encuentra ubicado en la Zona de Amortiguamiento de la Reserva Nacional Tambopata, antes conocida como Fundo “Diana”, lugar que Víctor Zambrano, transformó de pastizal a bosque, plantando aproximadamente 25.000 árboles y más de 120 especies de ellas, convirtiéndola en una de las primeras Áreas de Conservación Privada (ACP) de la región, que forma parte de la Red de Conservación de Madre de Dios.

El refugio tiene el objetivo de conservar una muestra representativa de bosque tropical húmedo, conservar cuerpos de agua, así como la flora y fauna silvestre asociada a los ecosistemas del bosque tropical. También es considerada como una reserva ecológica pionera dedicada a la recuperación y conservación ambiental, en donde además se practica la educación ambiental vivencial brindada a los niños de Madre de Dios.

Ecoturismo

El Refugio Ecolodge K’erenda Homet realiza actividades enfocadas en cuatro ejes temáticos, los cuales son: Conservación, Turismo, Educación Ambiental e Investigación.

Para asegurar la sostenibilidad del emprendimiento y su conservación, el refugio ofrece hospedaje enmarcado en el turismo rural comunitario. Asimismo, realizan visitas guiadas y capacitaciones en educación ambiental.

Actualmente, Kerenda, continuando el legado de su padre, ha asumido el liderazgo del proyecto y continúa con su lucha por la revalorización del derecho a la tierra. Asimismo, fomenta que las familias locales reconozcan el valor de sus terrenos, de los cuales pueden aprovechar los recursos de manera sostenible. A la fecha, continúa con la reforestación de árboles de diferentes especies y se ha creado un jardín botánico de flores tropicales como heliconias, alpinias, y plantas medicinales. También, se han colocado cámaras en el recinto para poder monitorear a la vida silvestre que ha retornado a la zona[5].

 

Datos adicionales:

  • Victor Zambrano luchó incansablemente para el establecimiento del Parque Nacional Bahuaja Sonene y la Reserva Nacional Tambopata a pesar de las constantes amenazas de muerte que ha recibido él y sus compañeros , así en el año 1997 y 2000 respectivamente, se concretó un paso importante para la protección de la biodiversidad amazónica. 
  • Preside el Comité de Gestión de la Reserva Nacional Tambopata, una institución de la sociedad civil que busca vigilar de cerca las actividades que se realizan dentro del área protegida.
  • El Refugio K’erenda Homet ha logrado el respaldo del Ministerio del Ambiente al reconocerlos como un Área de Conservación Privada a perpetuidad.
  • ¡Apoyemos el Ecoturismo!: Puedes visitar la página oficial de facebook de K’erenda Homet en el siguiente enlace: https://bit.ly/3vjclUN 

 

Referencias:

[1] SPDA (2019). Defensores Ambientales. Historias de lucha en Madre de Dios. https://biblioteca.spda.org.pe/biblioteca/catalogo/_data/20210220002101_Defensores-Ambientales-MdD.pdf 

[2] Ley 26834 – Ley de Áreas Naturales Protegidas. Artículo 25: Son Zonas de Amortiguamiento aquellas zonas adyacentes a las Áreas Naturales Protegidas del Sistema, que por su naturaleza y ubicación requieren un tratamiento especial para garantizar la conservación del área protegida. (…). Las actividades que se realicen en las Zonas de Amortiguamiento no deben poner en riesgo el cumplimiento de los fines del Área Natural Protegida.

[3] Monteferri, B (2019). Áreas de conservación privada en el Perú: avances y propuestas a 20 años de su creación. Sociedad Peruana de Derecho Ambiental. https://spda.org.pe/wpfb-file/acp-en-peru-301-pdf/ 

[4] Conservamos por naturaleza (s.f.). Destinos CXN: Corredor Isuyama – Bajo Tambopata. https://www.conservamospornaturaleza.org/ruta/destinos-cxn-corredor-bajo-isuyama/ 

[5] Noticias UPC (2019). Refugio K’erenda Homet, reserva ecológica dedicada a la recuperación y conservación ambiental. https://noticias.upc.edu.pe/2019/10/24/refugio-kerenda-homet-reserva-ecologica-dedicada-recuperacion-y-conservacion-ambiental/