A fines del 2021, el Poder Ejecutivo promulgó la Ley Nº 31388, la cual amplía hasta el 2024 el proceso de formalización minera, pese a la negativa del Ministerio del Ambiente (Minam) y diversas organizaciones de la sociedad civil [1]. A mediados de diciembre, el Congreso de la República impulsó la ampliación de este proceso, que no fue observado por el presidente Pedro Castillo.

La oposición del Minam se hizo pública a través de un comunicado en el que asegura que esta decisión representa “un riesgo ambiental y un retroceso en la lucha contra la minería ilegal” [1]. Así, señala que este procedimiento no plantea condiciones que aseguren los objetivos de formalización minera, pues “no incentiva a aquellos mineros que avanzaron en sus procesos de formalización, mientras que podría incluir a los mineros que han sido suspendidos por incumplir con sus obligaciones básicas” [2]. Finalmente, recordó las cuatro ampliaciones precedentes a este proceso de formalización que, a fin de cuentas, permitieron que “muchos operadores ilegales se inscribieran, sin que se hayan demostrado cambios en sus prácticas”, demostrando que este tipo de “ampliaciones sin compromisos ni obligaciones claras son un retroceso para la prevención y adecuada gestión social y ambiental de la minería informal”[1].

Jean Pierre Araujo, director de la Iniciativa de Justicia Ambiental de la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental (SPDA), precisa que esta ampliación de la Ley de formalización minera genera una serie de problemas que, precisamente, perjudican al propio Poder Ejecutivo. “La ampliación de la formalización genera problemas como la postergación de la implementación de las medidas de prevención, restauración y mitigación ambiental contenidas en el IGAFOM, así como el desincentivo para los que avanzaron en el proceso de elaboración y presentación en este organismo del Minem”, comenta[1].

El viceministro de Minas, Jorge Chávez Cresta, destacó que el Minem emitió una opinión favorable a la norma aprobada “porque permite que los mineros que vienen haciendo las cosas bien, puedan continuar su camino a la formalidad”[2]. También, reconoció que hubo coincidencias con el Poder Legislativo y con asociaciones mineras en la elaboración del proyecto, que conlleva al cumplimiento de compromisos asumidos por todas las partes.

El experto señala, además, que con esta ampliación, la actividad ilegal seguirá avanzando en zonas como Loreto donde muchas autoridades suelen tener actitudes condescendientes con esta actividad. Así, con “(…) la gravedad de que en Loreto se viene, incluso, utilizando maquinaria prohibida y se estaría contaminando la cuenca del río Nanay que abastece a la ciudad de Iquitos, que concentra a gran parte de la población de esa región” [1].

Referencias:

[1] Gestion. (2022, 04 de enero). Promulgan ley que amplía formalización minera, pese a negativa de Minam y sociedad civil. Recuperado de: https://www.actualidadambiental.pe/promulgan-ley-que-amplia-formalizacion-minera-pese-a-negativa-de-minam-y-sociedad-civil/ 

[2] SPDA Actualidad Ambiental. (2022, 01 de enero). Pedro Castillo promulgó ley que amplía plazo de formalización minera pese a oposición del Minam. Recuperado de: https://gestion.pe/peru/gobierno-promulgo-ley-que-amplia-plazo-de-formalizacion-minera-pese-a-oposicion-del-minam-noticia/?ref=gesr