Escrito por Astrid Herrera, Miembro del consejo editorial de Conexión Ambiental

En los último años, el cultivo de la palta ha crecido exponencialmente, ello se ha debido principalmente a su sabor característico, su textura mantecosa y sus propiedades nutritivas. Así, estas características lo convirtieron en un alimento imprescindible en los restaurantes de Europa y América del Norte. No obstante, detrás de la producción de palta existen problemas sistemáticos que nos revelan el verdadero costo de este alimento que está de moda. 

Recursos hídricos escasos en Chile

Petorca es una provincia ubicada en el norte de Chile, que concentra el 16% de la producción nacional de paltas. Según los datos de la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa) del país sudamericano.Chile se ubica entre los diez mayores productores mundiales de palta y, solo en 2017, las empresas chilenas exportaron más de 170 mil toneladas de este fruta preciada, por un valor de US$480 millones [1]. Este éxito comercial del país debería ser una buena noticia para los pobladores de la región. Sin embargo, de acuerdo algunos de los habitantes de la provincia de Petorca, los grandes productores de la zona acaparan los escasos recursos hídricos de esa región para utilizarlo en las plantas sedientas de este cultivo pues se requieren altas cantidades de agua para su cultivo. 

A ello, se suma la situación política que permitió la privatización del agua. Por lo que cualquier empresa multinacional o grandes empresarios cuentan con el derecho de retenerla. Esta situación ha permitido que la producción masiva de aguacate ha dejado a los pobladores de Chile con ríos secos y sumidos en la pobreza porque se quedaron sin agua [2]. Entonces, en la región las personas que habitan en las zonas cercanas de las plantaciones de palta no tienen agua para cocinar, bañarse ni beber pues casi todo el recurso es utilizado por las empresas para el cultivo de palta [3]. Es así que, los habitantes de la región se han visto obligados a abandonar la zona, en muchos casos, se han visto obligados a vender sus parcelas para poder sobrevivir pues , los habitantes nacionales no tienen acceso suficiente al agua para su uso personal y menos para el uso de sus tierras. 

El lado oscuro del aguacate : desde Michoacán

El cultivo de aguacate es el principal ingreso a la economía de Michoacán. De acuerdo con el secretario de Urbanismo y Medio Ambiente, Ricardo Luna García, el ingreso por esta actividad es de 17.000 millones de pesos anuales, unos US$872 millones [4]. Es más, según la Asociación de Productores y Empacadores de Aguacate de México (APEAM), cada año se exportan un millón de toneladas de la fruta [4]. Estos datos parecen mejorar , no solo la economía sino también otros aspectos relevantes de la población mexicana. Sin embargo, el éxito comercial del cultivo de aguacate en México no ha sido solo alegría, sino que se ha convertido en una amenaza para la vida de muchos productores locales, civiles y funcionarios públicos pues la producción de aguacate ha desacatado una guerra liderada por organizaciones criminales. El cartel del Golfo, los Zetas y numerosas facciones delictivas más, comenzaron a cobrar coimas y a pelear por controlar el mercado, a asesinar, extorsionar y secuestrar a civiles [4].En ese sentido, la violencia ha incrementado y es normal en esta región mexicana. 

Deforestación en las zonas altas de la región

En Michoacán no es legal cambiar la vocación del suelo forestal por agrícola. Sin embargo, cuando los árboles son talados o incendiados a propósito, el terreno es utilizado para sembrar principalmente palta. En particular, en los bosques de Michoacán hay personas que se suelen apoderar de estos a través de incendios. De acuerdo a funcionarios públicos de la zona geográfica, “La mayor parte son intencionados y son con la idea de que declaren madera muerta la que se ha quemado” [5]. En ese sentido, una vez que cesa el incendio, los productores furtivos empiezan a meter en el bosque plantas pequeñas de palta y las dejan hasta que crezcan y cuando alcanzan el tamaño para empezar a producir talan los árboles originales. Es preciso destacar que las zonas más afectadas son las zonas de pino, encino y las selvas medias porque solo en estas puede crecer el cultivo. 

Así, la siembra clandestina de palta, destruye en promedio entre 600 y mil hectáreas al año. Es por ello que, el gobierno de Michoacán aplicó una estrategia para frenar la deforestación en la zona. Este plan incluye un equipo especial de policías para capturar a los cultivadores furtivos de palta, el cual ha tenido efectos positivos pues largas hectáreas de bosque han sido recuperadas [5]. Asimismo, otra de las medidas parte del plan regional es que se obliga a los productores  a derribar los árboles de la fruta y restituirlos con las especies de plantas originales. Sin embargo, el objetivo de frenar la deforestación no es sencillo puesto que sigue incrementando la demanda de paltas. 

Referencias:

[1] BBC News Mundo. (2019a, junio 15). Documental: ¿Agua o aguacates? El conflicto por la palta, el “oro verde” de Chile. https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-48639593

[2]A. (2019a, octubre 27). Rotten 2 de Netflix expone al gobierno de Chile y México por La Guerra del Aguacate. La Verdad Noticias. https://laverdadnoticias.com/espectaculos/Rotten-2-de-Netflix-expone-al-gobierno-de-Chile-y-Mexico-por-La-Guerra-del-Aguacate—20191027-0147.html

[3] A. (2019b, octubre 27). Rotten 2 de Netflix expone al gobierno de Chile y México por La Guerra del Aguacate. La Verdad Noticias. https://laverdadnoticias.com/espectaculos/Rotten-2-de-Netflix-expone-al-gobierno-de-Chile-y-Mexico-por-La-Guerra-del-Aguacate—20191027-0147.html

[4] Sputnik. (2020). El aguacate nuestro de cada día y la guerra que hay detrás. https://mundo.sputniknews.com/20200120/el-aguacate-nuestro-de-cada-dia-y-la-guerra-que-hay-detras-1090187403.html[5] BBC News Mundo. (2016, 11 octubre). Los daños ocultos que provoca el aguacate, el «oro verde» de México. https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-37581668