8th mayo 2024 miércoles 8 mayo Mié, 08 May 2024 11:24:41 -0500
Conexión Ambiental - El Portal de Actualidad Ambiental del Equipo de Derecho Ambiental – EDERA
Search
Close this search box.

Articulo

El rol de la bioeconomía en el siglo XXI: Utilización y preservación de recursos biológicos para una economía sostenible

Durante la Global Bioeconomy Summit 2018 (GBS 2018), el Consejo Asesor Internacional (IAC) resaltó la vital importancia de incentivar un constante diálogo entre los Estados partícipes para diseñar e implementar políticas en torno a la bioeconomía dentro de sus respectivos sistemas. Asimismo, se abordaron puntos de conflictos a los cuales se enfrenta la bioeconomía que deben ser tomados en cuenta para el desarrollo de estas políticas como a) el impacto del cambio climático en la ejecución de la bioeconomía, b) el uso de tecnologías adecuadas para la aplicación de la bioeconomía o c) las formas de financiamiento para el funcionamiento de esta, entre otros [1]. 

Ahora, si bien la GBS 2018 precisó sobre el proceder que los Estados partícipes debían seguir; también destacó lo dialogado en el Global Bioeconomy Summit 2015, conferencia que ahondó en el rol que juega la bioeconomía en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Tras este hecho, las políticas enfocadas en la bioeconomía ejecutadas hasta la actualidad se remiten a la Agenda 2030 de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas [2]. 

I. ¿Qué es la bioeconomía?

Según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), la bioeconomía es una herramienta especializada que busca generar una economía sostenible que opera mediante el consumo y la producción de bienes y/o servicios derivados de la utilización y preservación de recursos biológicos, esto de la mano de tecnologías y/o emulación de procesos como de principios biológicos factibles para la transformación de dichos recursos [3]. Incluso, la CEPAL ha determinado que entre los recursos biológicos útiles se encuentra la biomasa, energía renovable obtenida de procesos de ignición de materia orgánica [4]. 

No obstante, es menester puntualizar que la bioeconomía no solo se limita a aspectos económicos, indudablemente apunta hacia el avance de mecanismos que afronten problemas sociales como la ausencia de servicios básicos en comunidades rurales y los altos índices de pobreza de ellas. De igual manera, tiene como foco central el uso de recursos biológicos para la constitución de nuevos productos que sean versátiles, para que otros rubros también puedan usarlos. Tal es el caso de biomateriales útiles para la construcción de viviendas o aquellos otros que son funcionales para prácticas odontológicas. Lo imperativo es que progresivamente estos productos y servicios permitan adoptar un sistema económico que tenga como principio base a la sostenibilidad.

II. Vinculación entre la bioeconomía y la valorización de los recursos biológicos

En el documento “Hacia una bioeconomía sostenible en América Latina y el Caribe” (2017) [2] presentado por Adrián Rodríguez, Mónica Rodríguez y Octavio Sotomayor, en colaboración con la CEPAL, se sostiene que esta herramienta influye de manera positiva en la valorización de recursos biológicos vinculados a actividades económicas como la agricultura y la pesca, y la bioenergía. Además está la promulgación de valores esenciales como la protección de la biodiversidad o de las dinámicas ecológicas sucedidas en los distintos ecosistemas. En cuanto a esto último, se difunde la concientización del uso integral de recursos biológicos pese a que se trate de desechos orgánicos. Así, inciden en que las políticas en torno a la bioeconomía aportan un mayor desarrollo agrícola como de un acceso a mejores posibilidades alimenticias para los pequeños agricultores y sus comunidades. 

III. Conclusión

De este modo, la bioeconomía no solo garantiza mayor sostenibilidad en el proceso de explotación de los recursos biológicos empleados en actividades económicas, pues prioriza la calidad de vida de los pequeños agricultores en la misma medida. En consecuencia, impulsa una cultura de conservación de la biodiversidad, genera un aumento en la productividad agrícola con las conexiones dadas entre los agricultores y los mercados gracias al nuevo modelo económico sostenible que se propone y, por ende, reduce la tasa de pobreza en el medio rural. 

IV. Bibliografía

[1] Global Bioeconomy Summit 2018 [GBS 2018]. (2018). Cumbre Global de Bioeconomía 2018: Innovación en la Bioeconomía para la Transformación Sostenible e Inclusiva y el Bienestar [Comunicado]. https://gbs2020.net/wp-content/uploads/2021/10/Communique%CC%81GBS2018_final_Spanish.pdf

[2] Rodríguez, A. G., Rodríguez, M., & Sotomayor, O. S. (2019). Hacia una bioeconomía sostenible en América Latina y el Caribe: Elementos para una visión regional. CEPAL – Serie Recursos Naturales y Desarrollo, 191, ISSN 2664-4541. https://repositorio.cepal.org/bitstream/handle/11362/44640/4/S1900161_es.pdf

[3] ¿Qué es la bioeconomía y cuál es su grado de desarrollo en América Latina y el Caribe? | Comisión Económica para América Latina y el Caribe. (2017, 14 diciembre). Recuperado 24 de enero de 2023, de https://www.cepal.org/es/noticias/que-es-la-bioeconomia-cual-es-su-grado-desarrollo-america-latina-caribe

[4] ¿Qué es la biomasa? (2021, 13 septiembre). APPA Renovables. https://www.appa.es/appa-biomasa/que-es-la-biomasa/

Escrito por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sigue leyendo

Comisión de CONEXIÓN AMBIENTAL

Directora: Brisa Goycochea Escobal

Consejo Directivo: Liana Muñoz | Ivan Arias Risco | Rosali Zamalloa  | Flavia Rayme | Michelle Sánchez | Victoria Salinas

Publica con nosotros

Si deseas escribir en Conexión Ambiental, envía un correo a conexion.edera@gmail.com