Escrito por Adriana Castro, miembro del Consejo Editorial de Conexión Ambiental

¿ENFERMEDAD DE ORIGEN ANIMAL? 

Los Estados se han visto envueltos en olas continuas de devastación desde que la pandemia inició. Pese a que un grupo considerable de laboratorios ha desarrollado fórmulas para iniciar el proceso de vacunación (al menos en parte del mundo), la misma pregunta sigue rondando la mente de los expertos ¿de dónde surgió el covid-19? Diferentes teorías surgieron, entre ellas, las que apuntaban a un posible origen animal de la enfermedad. 

Un estudio de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), “el 60% de las enfermedades humanas son zoonóticas”[1]. En otras palabras, poseen origen animal, y son transmitidas a los seres humanos (los animales son “vectores” de contagio). ¿Cuál fue el efecto de esta noticia en una sociedad hostil hacia la fauna? Inicialmente en China se señaló como “huésped nativo” de la enfermedad al murciélago. Miles de titulares alrededor del mundo señalaron como situación obvia de contagio a la característica “sopa de murciélago” consumida en la ciudad de Wuhan (lugar donde se originó la pandemia). Tan intensa fue la ola de noticias que en la región de Cajamarca (Perú) se atacó con fuego a murciélagos, porque se pensaba que contagian directamente el virus [2]. Sin embargo, los estudios de la Organización Mundial de la Salud (OMS) apuntan que existe una alta posibilidad de que el contagio no se haya producido a partir del murciélago, sino que exista un “huésped intermediario” que propagó el virus entre los humanos  [2].

LAS “GRANJAS PELETERAS” DE VISONES: ESPACIOS DE CRUELDAD ANIMAL 

Es así que se ha iniciado una búsqueda intensa de los posibles animales que han fungido de vectores de contagio. Entre ellos se halló como candidato, precisamente, al visón. Este animal es un mamífero de la familia de los mustélidos, y, básicamente, son conocidos por su crianza en granjas para el uso de su piel. Es, precisamente, esta práctica de crueldad animal que genera condiciones insalubres, y, por ende, focos infecciosos de gran magnitud. De ese modo, los visones quedaron bajo el escrutinio público, y, nuevamente, el debate en torno a las “granjas peleteras” saltó a la palestra (especialmente, en Europa, en donde la práctica está bastante extendida). 

Entonces, ¿los seres humanos criamos visones para utilizar su piel? Efectivamente, las “granjas peleteras” son espacios de crueldad animal en los que se cría determinada especie por su piel ( las especies más afectadas suelen ser los visones, los zorros, y los perros mapache). Se les confina en jaulas reducidas, en las cuales se reduce su movilidad al mínimo, y suelen desarrollarse en condiciones altamente insalubres (sin ningún tipo de atención veterinaria). Así, es común encontrar animales en granjas peleteras que se automutilan o canibalizan a sus pares. De ese modo, en medio del hacinamiento (matanza) y falta de atención especializada a los animales heridos,las enfermedades se expanden fácilmente entre animales, e, incluso, hacia el ser humano  [3]. 

PAÍSES BAJOS: SACRIFICIO MASIVO DE VISONES EN GRANJAS INFECTADAS 

En junio del año pasado (2020), Países Bajos tomó la decisión de sacrificar miles de visones “por razones de salud pública”. El país europeo detectó visones infectados en ocho granjas del país, y dos posibles casos en los que el virus se habría transmitido hacia el ser humano. Así, el sacrificio se ejecutó con dióxido de carbono, para que no se dañe el pelaje de los animales. En tanto las granjas infectadas pertenecen, específicamente, a la región de Brabante Septentrional, las autoridades iniciaron inspecciones en todas las granjas del país [4]

Ahora bien, esta situación no se remonta al sacrificio masivo del año pasado. De hecho, este tema ya había sido discutido en Tribunal Supremo de dicho país. Este cuestionó la moralidad de estas prácticas, puesto que se criaban visones solo con la finalidad de despojarlos de su piel (y lucrar con ella). Así, en el 2013 el Tribunal ordenó poner fin a esta industria en un plazo de 10 años; es decir, todo indicaba que en el año 2024 el cierre progresivo de estas granjas debía concluir. Sin embargo, el Covid-19 se presentó como una variante inesperada en la elaborada sentencia del sistema judicial [5].

Así, cuando el Gobierno de Países Bajos, identificó alrededor de 41 brotes de Covid-19 en su territorio, optó por adelantar el cierre total de las granjas a marzo de 2021. Es decir, se optó por el sacrificio inmediato de las granjas en las que se había identificado el virus entre los animales, y el cierre de las demás luego de que pasara la “temporada de pelaje” en noviembre del año pasado. Esto le costaría, alrededor de 180 millones de euros al Gobierno, puesto que tendría que pagar por el sacrificio y, además, por las indemnizaciones a las empresas [6].

¿RELACIÓN CON EL MEDIO AMBIENTE?

Existen diferentes posturas en cuanto a las acciones tomadas con los visones. Los animalistas consideran actos de crueldad animal el sacrificio masivo en los criaderos; asimismo, la postura ecologista explica otro enfoque. De hecho, consideran inviable la liberación de esta especie en un medio que no es su hábitat natural. Explican que liberar un animal “exótico” resultaría dañino para el ecosistema local o autóctono [7]. 

Del mismo modo, Luis Suárez, responsable de Conservación de la Naturaleza de la organización WWF España, distingue entre las posturas éticas en contra de la tortura animal, y la acciones necesarias para la conservación del entorno natural. Así, como ejemplo, plantea que la caza, en determinadas ocasiones, se utiliza como herramienta de gestión del territorio, precisamente, para la conservación de ecosistemas [7]. Del mismo modo, Juan Carlos Atienza, afirma que, en realidad, la cría de visones es una actividad artificial (insertada por el ser humano), y recién se intersecta con la preservación del medio ambiente cuando estos animales exóticos son liberados [7]. Aquello, puesto que son una especie depredadora, y pueden afectar gravemente el equilibrio ecológico de su ecosistema local. 

CONCLUSIÓN

Como hemos observado, existen diferentes posturas sobre las “granjas peleteras” de visones, y, de hecho, parece un camino sin salida. Si bien en Países Bajos se ha adelantado su cierre total, y algunos otros países Europeos han seguido su ejemplo debido a brotes repentinos de Covid-19, esto solo demuestra la poca voluntad política que existe alrededor de esta industria. Puesto que el empuje para el cierre definitivo de estas granjas ha sido un escenario que- difícilmente- puede ser superado por otro más trágico. Así, la solución podría partir de una prohibición total de estas “granjas peleteras” a nivel legal, desde un enfoque constitucionalista (en contra de la crueldad animal), y desde un enfoque ambientalista (por los efectos dañinos que genera la liberación  de estas especies). 

BIBLIOGRAFÍA 

[1] (29 de marzo, 2021). ¿Qué especies transmiten los virus? En busca del animal “vector” del coronavirus. DW. Recuperado 6 de abril de 2021 en 

https://www.dw.com/es/qu%C3%A9-especies-transmiten-los-virus-en-busca-del-animal-vector-del-coronavirus/a-57044385 

[2] (24 de marzo, 2020) Cajamarca: atacan con fuego a murciélagos porque pensaron que transmitía coronavirus. SPDA.  Recuperado 6 de abril de 2021 en 

https://www.actualidadambiental.pe/cajamarca-atacan-con-fuego-a-murcielagos-porque-pensaron-que-transmitia-coronavirus/ 

 [3] (Marzo,2020). ¿Podrían las Sucias Granjas Peleteras provocar la Próxima Pandemia Global?. Los animales no son nuestros.  Recuperado 6 de abril de 2021 en 

https://www.petalatino.com/blog/granjas-peleteras-provocar-proxima-pandemia/ 

[4] (06 de junio, 2020). Holanda sacrifica a miles de visones de granjas infectadas con coronavirus. La Vanguardia. Recuperado 6 de abril de 2021 en 

https://www.lavanguardia.com/natural/20200609/481694573926/holanda-visones-granja-coronavirus.html 

[6] (28 de agosto, 2020). Países Bajos pone fin a la cría de visones tras la sucesión de brotes de coronavirus en las granjas. . Recuperado 6 de abril de 2021 en 

https://www.elmundo.es/economia/2020/08/28/5f48c914fdddff78928b45bf.html 

[7] (29 de junio, 2011). Liberar visones de granja no es defender el medio ambiente. El Mundo. Recuperado 6 de abril de 2021 en

https://www.elmundo.es/elmundo/2011/06/24/natura/1308922347.html